EMERGENCIA SANITARIA

Pokoik advirtió sobre “falencias técnicas” en el plan del GCBA para volver a clases presenciales

“Hay que volver a una presencialidad pero tiene que ser una presencialidad cuidada, y eso implica, por ejemplo, resolver el número de alumnos por aula, para que los chicos puedan tener el distanciamiento adecuado”.



La legisladora porteña por el Frente de Todos y vicepresidenta de la comisión de Educación, Lorena Pokoik, opinó que "hay que volver a una presencialidad" en las aulas, pero remarcó que debe ser "cuidada". Advirtió, además, sobre "falencias técnicas" en los anuncios del Gobierno de la Ciudad sobre el regreso a las aulas en plena pandemia de coronavirus.

"Hay que volver a una presencialidad pero tiene que ser una presencialidad cuidada, y eso implica, por ejemplo, resolver el número de alumnos por aula, para que los chicos puedan tener el distanciamiento adecuado", dijo Pokoik a la agencia estatal Télam.

La diputada señaló que, de acuerdo a lo anunciado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se "está excediendo la cantidad de estudiantes (por aula) que marca el protocolo vigente, que es un máximo de diez".

Además, consideró que deben resolverse "cuestiones de infraestructura que tienen que ver con el sistema de ventilación" de los establecimientos educativos.

Las declaraciones de Pokoik se produjeron luego de que Rodríguez Larreta y la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, confirmaran que el retorno a las clases presenciales será el próximo 17 de febrero, de forma escalonada pero para todos los niveles, todos los días y con medidas de cuidado que no conformaron a los gremios ni a muchas de las familias de las comunidades educativas porteñas.

"Hay falencias técnicas enormes -dijo Pokoik- no está claro cómo van a ser reemplazados los y las docentes que integran grupos de riesgo, del mismo modo que no está explícito cuál va a ser el plan para los y las estudiantes que integran grupos de riesgo", indicó. Y continuó: "Plantean que va a haber dos centros de testeos para 2.700 unidades escolares, que incluyen 690.000 estudiantes y 117.000 docentes, lo cual no nos parece una medida satisfactoria".

Sobre el plan "Primero la escuela", Pokoik opinó que "está dentro de un esquema de marketing político, porque si fuera importante priorizar la educación no estaríamos en el presupuesto más bajo de los últimos doce años en cuanto a inversión en educación previsto para 2021".

Y añadió que "no está claro si se aumentan o no los recursos del Plan Sarmiento en cuanto a conectividad y dispositivos".

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?