CORONAVIRUS

Quirós habló sobre la polémica por la aplicación de dióxido de cloro: “Está prohibido”

El ministro de Salud porteño se refirió a la polémica por la decisión de un juez que ordenó a una clínica aplicar esa sustancia a un paciente con coronavirus, quien finalmente murió.

Oscar Jorge García, de 92 años, falleció el lunes pasado por coronavirus. Estaba internado en el Sanatorio Otamendi y su caso quedó en medio de la polémica luego de que un juez ordenara a la clínica suministrarle dióxido de cloro –por impulso de la familia y su médico particular-, pese a que la sustancia no está autorizada para este fin por ninguna autoridad sanitaria.

Hoy el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, aseguró que "si la Anmat no aprueba el dióxido de cloro, está prohibido y no debe aplicarse a humanos en nuestro país". Y agregó: "La Argentina tiene un organismo de gran prestigio, que es la Anmat, con gente muy calificada y amplia experiencia en la evaluación de nuevas tecnologías, medicamentos y vacunas. Por eso debemos comprender que más allá de lo que nosotros podamos sentir o pensar sobre que tratamientos son más útiles que cuales en diferentes enfermedades, debemos actuar en base a las recomendaciones de la Anmat".

Durante la conferencia de prensa sobre la situación epidemiológica en la Ciudad, Quirós reiteró que el organismo nacional es quien recomienda utilizar determinado producto "en base a la evidencia científica y ese tratamiento no está aprobado por la Anmat, está prohibido en la Argentina. Si la Anmat no aprueba el medicamento, no debe aplicarse a humanos".

"Más allá de lo que nosotros podamos sentir o pensar sobre que tratamientos son más útiles que cuales en diferentes enfermedades, debemos actuar en base a las recomendaciones de la Anmat", reiteró.

Por otra parte, el funcionario porteño fue consultado sobre la complicación del comienzo de las clases presenciales ante un rebrote, y explicó que "la mayoría de los países tiene la misma mirada, la contagiosidad de los niños a los adultos es inferior a la contagiosidad promedio, pero el daño a los niños por no tener actividades presenciales es muy alto, y creemos que tenemos que empezar las clases con la mayor presencialidad posible".

"Estamos trabajando con la ministra de Educación, Sol Acuña, para presentar de forma segura, organizada, la vuelta a clases, adaptada a la realidad epidemiológica. Pero nuestra decisión política es en iniciar las clases de manera presencial", indicó.

Y agregó: "Mientras trabajamos para que las escuelas tengan suficiente ventilación, pero insistimos en ese concepto: esta enfermedad es difícil de predecir muchas semanas para adelante, pero el 17 lo evaluaremos y lo presentaremos a la sociedad".

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?