CIUDAD

Rechazan detenciones a vendedores ambulantes: “Son víctimas de un inaceptable trato xenófobo y racista”

Así lo indicó la legisladora del FIT, Myriam Bregman, quien presentó un proyecto de declaración para manifestar “una profunda preocupación por el incremento de las detenciones y operativos dirigidos contra vendedores ambulantes de nuestra ciudad”.

La contracara de las reaperturas de negocios en la Ciudad son los operativos sistemáticos de la Policía de la Ciudad contra vendedores ambulantes, la mayoría de ellos senegales. El aumento de las detenciones en estas semanas fue difundido por la legisladora del PTS Myriam Bregman -junto a Alejandrina Barry (FIT)- impulsó en la Legislatura de la Ciudad un proyecto de declaración a través del cual buscará manifestar “una profunda preocupación por el incremento de las detenciones y operativos dirigidos contra vendedores ambulantes de nuestra ciudad”.

Bregman dio su “repudio al hostigamiento y discriminación que tiene como víctimas a los vendedores ambulantes de la comunidad senegalesa quienes vienen siendo el objetivo central de estos operativos y siendo víctimas de un inaceptable trato xenófobo y racista”.

En los fundamentos del texto según consignó Parlamentario, señaló que “es de público conocimiento que en las últimas semanas operativos con cientos de policías y miembros de la cartera de Espacio Público persiguen a los vendedores ambulantes de distintas zonas comerciales de la ciudad, en especial la zona de Once y Flores”.

Y agregó: “Estos operativos, dirigidos contra personas que realizan actividades de subsistencia en el marco de una gravísima crisis económica agravada por la actual crisis sanitaria y las medidas de aislamiento dispuestas, son llevados adelante con extrema violencia”.

“En efecto en las últimas dos semanas fueron detenidos un gran número de vendedores ambulantes. Las características de los operativos son siempre recurrentes: se dirigen especialmente contra los vendedores de la comunidad senegalesa, se secuestra la mercadería y el dinero con el que cuentan estos trabajadores, en la mayoría de los casos se los golpea o se los degrada verbalmente con insultos de contenido racista o xenófobo y por último se los detiene bajo cargos falsos como atentado y resistencia a la autoridad y violación de la ley de marcas”, explicó.

Sobre esa misma línea, remarcó que “esas causas inventadas siempre son desestimadas por el poder judicial local y federal” y concluyó aseverando que “los operativos son cada vez más frecuentes y atacan en especial a sectores que dependen de las ventas en la calle para poder acceder a un plato de comida ya que en el caso de los vendedores de origen africano no fueron contemplados para recibir el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) ni cualquier otra asistencia alternativa”.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?