CORONAVIRUS

Piden un plan para ordenar el espacio público

La legisladora Claudia Neira presentó un proyecto para que el Gobierno de la Ciudad implemente un programa integral de “urbanismo táctico” para hacer frente a las aperturas.


La legisladora porteña del Frente de Todos (FdT), Claudia Neira, presentó un proyecto ante la Legislatura para que el Poder Ejecutivo de la Ciudad implemente un programa integral de “urbanismo táctico” con el objetivo de ordenar el uso del espacio público frente a la apertura de actividades y reuniones autorizadas en plazas, parques y la vía pública.
 
Ante la decisión del Ejecutivo porteño de habilitar la apertura de locales gastronómicos a la calle, la legisladora que preside la Comisión de Uso y Protección del Espacio Público subrayó la necesidad de contar con un programa integral, a través del cual se lleven a cabo acciones de demarcación y señalización en espacios verdes públicos, veredas y calles de las diferentes comunas de la ciudad, jerarquizando sus sectores urbanos a través de la participación ciudadana en los Consejos Consultivos Comunales.
 
“La salida progresiva del ASPO obliga a pensar soluciones e intervenciones sobre el espacio público, que permitan su utilización conservando la distancia social entre las personas que lo disfrutan. Pero estas intervenciones no pueden ser acciones aisladas y coyunturales, sino que deben formar parte de un programa integral de urbanismo táctico que, mediante un diagnóstico urbanístico, permita incrementar la oferta recreativa de la Ciudad”, explicó Neira.
 
Respecto a la actividad privada de locales gastronómicos y bares en la vía pública, la legisladora propuso que se tengan en cuenta variables como la expansión de actividades comerciales sobre veredas, sobre carriles de circulación vial e inclusive sobre calles y avenidas a expensas del automóvil, peatonalizando temporalmente tramos o sectores bajo constancia expresa de que este uso privado del espacio público será temporal y en el marco de la crisis sanitaria.
 
Asimismo, solicitó que se intensifiquen las acciones de señalización y demarcación tanto en la oferta temporal de espacios peatonales en los centros comerciales a cielo abierto, como en los parques, plazas y plazoletas, teniendo en cuenta el déficit de espacios verdes que tiene la Ciudad y la necesidad de que allí se sigan respetando los parámetros de distanciamiento social, sin dejar de dar respuesta a los diversos usos que le dan a esos espacios miles de porteños y porteñas.
 
“Estas intervenciones, pensadas en un marco de integralidad, deben contemplar los diferentes usos y actividades que se desarrollan en el espacio público, sistematizando soluciones e impulsando un catálogo de alternativas. De esta manera, acciones simples y económicas pueden representar un aporte significativo para garantizar que todos los vecinos puedan disfrutar de los espacios públicos de la ciudad, respetando los criterios de distanciamiento social sugeridos por los protocolos sanitarios”, señaló Neira.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?