COMUNA 12

Impulsan denominar “Echeverría – Mártires Palotinos” a la estación de subte B

El proyecto fue promovido por el legislador Claudio Ferreño (FdT) y tiene el apoyo de los organismos de Derechos Humanos.


La iniciativa para denominar “Echeverría – Mártires Palotinos” a la estación de subte de la Línea B, es impulsada por el diputado porteño Claudio Ferreño del Frente de Todos y tiene un amplio apoyo entre los organismos de Derechos Humanos.
 
Entre los fundamentos para la nueva denominación de la estación Echeverría se sostiene que “la dictadura autodenominada ‘Proceso de Reorganización Nacional’ que tuvo lugar entre 1976 y 1983 pisoteó absolutamente todos los derechos humanos que nuestra legislación nacional y las distintas convenciones internacionales protegieron a lo largo de nuestra historia. En ese sentido, una de sus caras más aberrantes se pudo observar en lo que se conoció como la masacre de San Patricio. Llevada a cabo en la madrugada del 4 de julio de 1976, durante esa oscura jornada el recientemente instalado gobierno de facto ejecutó nada menos que el asesinato de tres sacerdotes y dos seminaristas de la Congregación Palotina dentro de la Parroquia de San Patricio, en la actual comuna de Villa Urquiza, donde también se encuentra la estación aludida”.
 
En cuanto a les que integramos la Mesa por la Memoria y los DDHH de la Comuna 12 supimos del proyecto impulsado por el legislador Ferreño de denominar a la Estación Echeverría como ‘Mártires Palotinos’, confeccionamos una carta avalando tal proyecto y nos pusimos en contacto con les legisladores del Frente de Todos. Obtuvimos inmediata respuesta siendo convocados por la legisladora Victoria Montenegro (presidenta la Comisión de DDHH de la Legislatura) a una reunión por zoom, en la que Claudio Ferreño recibió nuestra adhesión y aval con mucha satisfacción. Por supuesto que nos pusimos a disposición de les legisladores para acompañar con toda acción tendiente a levantar las banderas de la Memoria, Verdad y Justicia”, señaló a Parque Chas Web Cecilia Vilaboa, integrante de la Mesa por la Memoria y los DDHH de la Comuna 12.
 
En otro tramo de los fundamentos del proyecto impulsado por Ferreño para ser tratado próximamente en la Legislatura, se señala que “tanto los sacerdotes Alfredo Leaden, Pedro Dufau y Alfredo José Kelly como los aspirantes Salvador Barbeito Doval y Emilio José Barletti (víctimas de la masacre) tuvieron una vida de servicio al prójimo, enfocada especialmente en los más humildes. En medio de un clima de amenazas y persecución política, ellos eligieron no callar y ser fieles a Dios antes que, a los poderosos de este mundo, y ser fieles al Evangelio”.
 
“La cuestión ideológica, esgrimida por los asesinos del grupo de tareas en algunas de las evidencias recolectadas en la escena del crimen, solo era una distracción de lo que realmente molestaba a los grupos de poder que conducían al gobierno de facto: la devoción por los más humildes y la no resignación a aceptar la profunda desigualdad que afectaba y aún afecta a nuestra región. Horribles expresiones encontradas en la casa parroquial tales como “Estos zurdos murieron por ser adoctrinadores de mentes vírgenes y son MSTM”, o un dibujo de Quino en el cual Mafalda sostenía un bastón mencionado como el “palito de abollar ideologías” posado sobre el cuerpo del aspirante Barbeito Doval dejan a la vista que el odio radicaba en la vocación social transformadora y no en meras motivaciones político partidarias”, continúa el proyecto.
 
“Los Mártires Palotinos no pueden ser olvidados, por lo que recordarlos en una estación de subterráneo próxima a la Parroquia de San Patricio como lo es Echeverría de la Línea B es tan sólo uno de los miles de homenajes que se merecen estos verdaderos hombres de servicio”, concluye el proyecto de ley.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?