CORONAVIRUS

La oposición rechaza la regulación de las apps de delivery: “El Estado se convierte en cómplice de la explotación laboral”

Así lo indicarona desde el bloque del Frente de Todos, mientras que el oficialismo avanza en su proyecto de ley que se podría tratar en la próxima sesión ordinaria.

Mientras los trabajadores de las aplicaciones de reparto realizan protestas para lograr mejoras en las condiciones laborales, el oficialismo avanza con la reglamentación y regulación de las aplicaciones como Pedidos Ya, Rappi, Uber Eats. Tras pasar por la comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura porteña, el proyecto que modifica el Código de Transito y el Régimen de Faltas de la Ciudad a fin de adecuar la nueva modalidad de reparto por aplicaciones, ya tiene dictamen favorable y se tratará en la próxima sesión ordinaria.

El proyecto fue avalado por el bloque de Vamos Juntos y UCR-Evolución pero tuvo objeciones por parte de la oposición y los sindicatos de los trabajadores de reparto. La iniciativa propone la creación de un registro de las operadoras digitales y los repartidores y mensajeros, e incorpora requisitos para ambas partes, como estar inscriptos en la AFIP y tener domicilio en el distrito.

Desde el bloque del Frente de Todos piden que se archive el proyecto. "Es primordial establecer por ley la obligación de que las aplicaciones (app) de delivery le brinden a sus trabajadores y trabajadoras los elementos necesarios para la protección de su salud, ya que están muy expuestos al coronavirus. Además, los trabajadores de estas plataformas digitales realizan una tarea esencial en tiempos de cuarentena y las empresas que los contratan aprovechan la emergencia para aumentar sus ganancias, en detrimento de los trabajadores a quienes les pagan miserias y no les dan ninguna ART", señaló Santiago Roberto, presidente de la comisión de legislación del trabajo.

En el dictamen firmado en minoría, los legisaldores de la oposición expresarono que "es fundamental que se regulen las comisiones abusivas que les cobran las APPs a los comercios que venden a través de ellas y por el otro, mejorar los pagos y las condiciones laborales a las y los repartidores” y agregó que "distinto es el proyecto que impulsa el oficialismo porque considero que esta es una ley que va mas allá de regular solamente el código de tránsito que es como está planteado. Entonces, es fundamental tomarnos el tiempo suficiente para poder debatir este proyecto que solo busca favorecer a las empresas y no protege a los más vulnerables que son los comercios, las y los trabajadores y las y los usuarios que sufren las prácticas abusivas de estas plataformas".

En ese sentido, denunciaron en el dictamen que "el Estado se convierte en cómplice de la explotación laboral dejando a los trabajadores a merced de las reglas de juego propias de cada empresa, las que incluyen mecanismos de premios o castigos para los repartidores, los que se ven reflejados en la asignación o no de pedidos, de acuerdo a un ranking de horas de permanencia de conexión a la aplicación y efectividad". "El proyecto en consideración poco viene a solucionar al quitarles la estabilidad laboral y la relación de dependencia, aunque en lo discursivo pretendan manifestar otra voluntad", indicaron.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?