CUARENTENA OBLIGATORIA

Desde la Poderosa aseguraron que Larreta y Santilli "escucharon casi todo, no respondieron casi nada"

La organización se reunión con los funcionarios ayer. "Pudimos mirarlos a los ojos, por fin, para decirles que no pudieron callarla y que no pudieron callarnos", aseguraron.

En la Ciudad, los casos reportados de Covid-19 en la última jornada fueron 409, de las cuales casi el 60% (239) viven en barrios populares, de acuerdo al reporte. En todo el distrito hubo 12 nuevos decesos. Por otro lado, en las últimas 24 horas en los barrios vulnerados de la Ciudad de Buenos Aires, se reportaron 41 enfermos de barrios populares y las altas totales son 521. La vida y la lucha de las personas en las villas porteñas se convierte en números que se cuentan con frialdad. Sin agua potable, hacinados y sin políticas públicas, los contagios continúan y las muertes, también.

Hace una semana, falleció Ramona, una militante villera que luchó hasta el último momento para lograr que su barrio tenga agua. Tras su muerte, la organización villera La Poderosa fue finalmente recibida por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríoguez Larreta, y el vicejefe Diego Santilli.

"Pudimos mirarlos a los ojos, por fin, para decirles que no pudieron callarla y que no pudieron callarnos", descargó la organización villera, que llevó una carpeta de reclamos sobre la emergencia sanitaria, el acceso al agua potable, el servicio eléctrico y la protección de quienes trabajan en comedores en las villas porteñas y exigieron la renuncia del Secretario de Integración Urbana y Social de la Villa 31, Diego Fernández.

Sobre los funcionarios, dijeron que "escucharon casi todo, no respondieron casi nada". Sijn embargo, valoraron la reunión ya que sirvió para "decirles cara a cara todo eso que Ramona ya venía gritando, cuando se paseaban por los medios negando la falta de agua". En ese tono, la organización de base aseguró que "tanto Larreta como Santilli decidieron abandonar la reunión a la media hora, alegando una cita del 'Comité de Emergencias', como si tuvieran alguna emergencia más urgente que la curva de nuestras villas".

Desde La Poderosa indicaron que ya habían pedido una reunión cuando la “Villa 31 tenía recién 57 casos positivos", a fines de abril. "¿Y para qué fuimos? Para que sepan que nunca nos rendimos, que vamos a seguir exigiendo justicia frente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que ya no vamos a entretenernos con sus falsos intermediarios y que vamos a seguir exponiendo absolutamente todas las demandas de nuestros barrios, ¡ahora más que antes!", destacó la organización en un comunicado.

De la reunión participaron 12 vecinos de distintas villas de Capital, acompañando a Joana y Lilian, las mejores amigas de Ramona, mientras que por parte del gobierno porteño, tras la partida de Larreta y Santilli, quedó la ministra de Hábitat y Desarrollo Humano, María Migliore. "Intentó pasarnos la misma cinta de cassete, sin dar fechas ni responsables para cada una de las necesidades inmediatas que las asambleas puntualizamos", lamentaron desde La Poderosa.

Como respuesta política a la crisis generada en las villas por el abandono del gobierno porteño, la organización exigió la renuncia del Secretario de Integración Urbana y Social de la Villa 31, Diego Fernández, "por haber desviado los 170 millones de dólares que bajó el Banco Mundial, exclusivamente para la integración urbana del barrio". "Yo me llamo María Migliore, no Diego Fernández", contaron que fue la inmediata respuesta que recibieron.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?