EMERGENCIA SANITARIA

Hay 53 infectados entre el personal de dos clínicas porteñas y más reclamos de insumos en hospitales públicos

Se confirmaron 34 casos de Covid-19 en el Sanatorio de la Providencia y 19 en el Hospital Italiano. Trabajadores denuncian falta de medidas de protección. Igual que en el Ramos Mejía y el Pirovano, donde no hay respuestas suficientes ante la falta de insumos de bioseguridad.



Trabajadores y trabajadoras de la salud están en la primera línea de combate contra el coronavirus Covid-19 y no se sienten protegidos. Ni por el Gobierno de la Ciudad ni por las autoridades de sanatorios privados en casos como el De la Providencia y el Hospital Italiano: entre ambos hay 53 infectados en el personal. Además, crecen los reclamos por falta de insumos y medidas de resguardo en hospitales públicos porteños, como el Pirovano y el Ramos Mejía.

El caso del Sanatorio de la Providencia se conoció ayer y desató un escándalo. Tiene 34 infectados entre su personal (se dijo 40 en un primer momento) y hay otros 200 en estudio. Según consignó el diario La Nación, se sospecha que el brote dentro de la institución se produjo por una paciente que ingresó por una cirugía de columna el 13 de marzo, tuvo un cuadro de neumonía y luego se le confirmó Covid-19. Trabajadores delegados denunciaron “negligencia” por parte de las autoridades y falta de medidas para resguardar al personal.

En el Hospital Italiano, otra clínica privada porteña, el cuerpo de delegados también viene denunciando falta de prevención. Allí ya se confirmaron 19 casos de Covid-19 entre trabajadores. Según un comunicado oficial de la institución, "tres colaboradores se encuentran internados con evolución satisfactoria y los 16 restantes se encuentran con seguimiento en su domicilio. Uno tuvo antecedente de viaje, dos habían asistido en forma directa a pacientes con enfermedad confirmada, mientras que los otros 16 fueron contagiados por otros motivos".

La información dada por los infectólogos del Italiano apuntó que "la cantidad de casos positivos en personal de salud de la institución es de 19 casos desde el inicio de la epidemia lo que representa un 0,13% del total de trabajadores (14.500). De esos 19, solo dos trabajaron en áreas de atención de pacientes con Covid-19. Un caso corresponde a una viajera y seis corresponden a contactos de ese caso (todos detectados hace más de 3 semanas). En el resto no se encontró foco claro de origen de la infección."

Sin embargo, los sindicatos denuncian que no se tomaron medidas para prevenir el contagio en la clínica. "El primer caso fue una trabajadora que viajó a Colombia y no se le dio licencia, porque en ese momento no era considerado un país de riesgo. Venimos reclamando desde antes medidas de prevención. Los protocolos siempre iban por detrás de las circunstancias que impone la pandemia", denunció César Latorre, delegado gremial del Hospital Italiano.

En tanto, trabajadoras y trabajadores del Hospital Ramos Mejía difundieron una carta abierta al Gobierno de la Ciudad ante un reclamo sin respuesta: “Hemos presentado numerosas notas al Gobierno de Larreta exigiendo la provisión de insumos en cantidad y calidad suficientes. Solo hubo promesas, por ejemplo necesitamos 8000 barbijos quirúrgicos diarios y solo entregan 4000. Solicitamos barbijos N95 para cada uno de los trabajadores que asisten directamente a los pacientes con COVID-19 y especulan en la entrega. Necesitamos contar con 1000 kits diarios (gorros, botas, camisolines hemorepelentes) y solo entregan entre 400 y 500”.

Y agregaron: “Solicitamos escafandras y nos enviaron una protección precaria que fue donada. Necesitamos urgente personal de enfermería para cubrir las dotaciones incompletas, debido a las licencias por enfermedades de riesgo (embarazos, enfermedades crónicas) y no hay respuesta”. Desde la primera etapa de la pandemia, trabajadoras y trabajadores del Ramos vienen advirtiendo que corren riesgo –ellos y los pacientes- por la falta de elementos de protección adecuados.

Según consignó la revista El Abasto, este jueves trabajadores del Ramos impulsaron una acción de amparo ante la Justicia a fin de pedir que el Gobierno porteño y PROVINCIA ART den “cobertura integral de manera efectiva e inmediata de los insumos esenciales para evitar el contagio y la propagación del COVID-19”.

La situación se repite en otros hospitales públicos porteños, como el Pirovano, donde ayer los delegados de ATE emitieron un comunicado para denunciar la “falta de insumos básicos de bioseguridad” así como de equipamiento e infraestructura. En muchos casos ya fue necesaria la intervención de la Justicia, dando la razón a estos reclamos y ordenando al Gobierno de la Ciudad la provisión de insumos correspondientes.



COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?