EN JAPÓN

Un porteño fue infectado por el coronavirus y está en cuarentena en un crucero

Así lo confirmó otra pasajera que compartió el viaje en el barco por Japón. Fuentes diplomáticas aseguraron que el paciente se recupera favorablemente.

Un crucero que viajaba por Japón fue puesto en cuarentena por la prpesencia de coronavirus en varios de sus pasajeros. Uno de ellos vive en la Ciudad de Buenos Aires, según confirmó una pasajera chilena llamada Ximena Paredes, que viaja en el mismo crucero. “Tuvo la mala suerte de hacer un tour con la persona infectada”, señaló Paredes.

La pasajera que habló con TN relató que todos los pasajeros que compartieron la excursión con el infectado fueron sometidos a los exámenes correspondientes, entre ellos la mujer del ciudadano argentino, quien no contrajo la enfermedad. Se trata de uno de los ocho argentinos que viajaban a bordo del crucero Diamond Princess, que comenzó la cuarentena el miércoles pasado por un caso confirmado.

Funcionarios nacionales ya afirmaron que el paciente fue trasladado a un hospital en la ciudad japonesa Yokohama. El resto de los viajeros, 3.700 personas (2.666 pasajeros y 1.045 tripulantes), siguen aislados y tienen prohibido salir de sus camarotes. Además de ser este el primer caso positivo de un ciudadano argentino, es el primer caso de contagio latinoamericano de la enfermedad, que ya se cobró 636 vidas en China, con 31.161 pacientes contagiados.

La secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzoti, habló con Página12 y aseguró: "Nos llegó esta madrugada que el argentino dio positivo en el coronavirus. Están testeando a muchas personas en ese crucero".

La pasajera chilena aseguró: “Tanto sus hijos como sus nietos ya están al tanto de lo que le pasó”. “Su esposa sigue a bordo y está en permanente contacto con el cónsul argentino en Tokio”, agregó.

El crucero Diamond Princess había zarpado de Yokohama (Japón) el 20 de enero pasado y pasó por los de Kagoshima y Okinawa, además de Hong Kong, donde subió un pasajero infectado que contagió a los demás. La empresa que administra los viajes del crucero informó que al menos hasta el 19 de febrero los pasajeros no podrán bajar de la embarcación.

De acuerdo a las indicaciones del capitán de la embarcación, los responsables de llevar adelante la cuarentena exigen a los pasajeros que "eviten formar grupos grandes y que mantengan entre ellos al menos un metro de distancia cuando conversan".

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?