COMUNA 4

Verónica Tenaglia: “Queremos que la Comuna sea transparente, que aspire a la creación de trabajo y producción”

Comunera por el Frente de Todos en la Comuna 4, Verónica Tenaglia habló con Nueva Ciudad sobre cómo llegó a la política, cómo está la Comuna 4 y qué proyectos tiene.


Milita en la agrupación El Sur No Espera, el 10 de diciembre asumió su mandato como miembro de la Junta Comunal 4, que abarca los barrios de La Boca, Barracas, Nueva Pompeya y Parque Patricios. En diálogo con Nueva Ciudad contó cómo llegó a la política, cómo está la Comuna 4 y qué proyectos tiene para la misma.
 
¿Cuál es tu trayectoria política y social? ¿Cómo llegaste a la política?
Nací en San Blas, cuartel III, ciudad de Saladillo, provincia de Buenos Aires. Fui a una primaria rural y a me mudé con mis abuelos paternos para ir al secundario en el pueblo. A los 18 años vine a la ciudad a estudiar la carrera de Contadora Pública en la UBA. Trabajé como promotora, vendí pochoclo, fui telefonista y secretaria hasta llegar a responsable de finanzas y administración en una empresa nacional y luego cursando la maestría en administración y negocios, me recomendaron para formar parte del equipo de una multinacional, donde la última posición que desempeñé fue la de responsable regional de marketing para Colombia, Venezuela y Ecuador.
En 2009 decidí emprender en software embebido, en lo que hoy se define como economía del conocimiento, y con mis socios formamos DATAN SRL. En 2010 me mudé a Parque Patricios siguiendo las promesas del Distrito Tecnológico, con la intención final de vivir, trabajar y formarnos en el mismo territorio.
Soy afiliada al PJ y militante en el ámbito gremial pyme, soy miembro de Pymes Sur, que a su vez integra la Mesa Nacional de Unidad Pyme (MNUP). En relación a mi militancia política, formo parte de una organización llamada “El Sur No Espera” que se encuentra en Parque Patricios.
Llegué a la política cuando la conducción del espacio definió que era necesario aceptar las diferencias para ser mejores. Volver mejores, como menciona Alberto Fernández, significa para mí una manera de entender la vida, una manera de comprender el trabajo y la participación política, respetando las diferencias, en convivencia democrática. Siempre hay que ser mejores, siempre.
Me acerqué a la política porque entendí que es una herramienta que nos permite transformar realidades, que todos y todas podemos tener sin distinción de clase, credo, género, porque es en esencia un debate de ideas en el que, por consenso social, se impone la voluntad de las mayorías.
 
¿Cómo ves a tu Comuna en este momento?
La Comuna 4 nunca fue gestionada por la presidencia de la Junta Comunal durante estos años. Por lo tanto, el desarrollo de las políticas públicas no pasa por las manos de la presidencia, sino que hay una especie de fachada que no deja ver lo que pasa.
Esta forma de manejar la Comuna hace que nuestro papel sea aún más cuestionado, ya que (sumado al desconocimiento sobre el rol de los comuneros/as) da lugar a pensar que no podemos ejercer nuestras competencias de manera real.
En este sentido, tampoco tenemos garantizadas las condiciones institucionales para que podamos empezar con nuestra actividad, no tenemos el alta en el sistema para poder seguir los reclamos de los vecinos, no está actualizada la página con las nuevas autoridades, no tenemos el manejo de las redes pertenecientes a la Comuna. La autonomía es ficticia.
Estoy muy contenta con el desenvolvimiento de las trabajadoras y de los trabajadores de la sede que, a pesar de haber sido abandonados por las anteriores presidencias de la Junta, llevan adelante con responsabilidad y seriedad sus tareas. Si la sede comunal funciona y da respuesta a los vecinos y las vecinas, es gracias a la actitud de las trabajadoras y trabajadores, que comprenden que la solución de los problemas de la gente es la bandera principal de una comuna.
 
¿Cuáles son tus proyectos para la Comuna?
Vamos a definir comisiones relacionadas a la producción, trabajo, tecnología y conocimiento partiendo que dentro de la Comuna tenemos tres distritos económicos que deben ser puestos al servicio de las demandas de las vecinas y los vecinos. Es decir, debemos pasar de un proyecto de ciudad especulativa donde estos distritos son pensados para negocios financieros, a una ciudad productiva donde el trabajo y la producción con valor agregado sean la premisa fundamental para incorporar a las vecinas, a los vecinos y a las empresas que se involucran en nuestro territorio.
Estas comisiones tienen que estar pensadas de manera tal que estén ocupadas por comuneras y comuneros de ambos frentes, para que se garantice la transparencia y la eficacia de éstas. De este modo, garantizamos que siempre haya un oído dispuesto a escuchar las demandas.
Por otro lado, hay que generar un proceso de acercamiento de las vecinas y los vecinos hacia la política. Lograr que esta sea entendida como una herramienta de creación y articulación de soluciones. De esta forma tiene que haber siempre un comunera o comunero que atienda a las vecinas y a los vecinos que se acercan a la sede.
Nosotras y nosotros queremos que la comuna sea transparente, que aspire a la creación de trabajo y producción. Una comuna cerca de las vecinas y los vecinos.
Por otra parte, el fortalecimiento del Consejo Consultivo es una tarea que debemos encarar con seriedad, entendiendo que es otra herramienta en la cual las vecinas y los vecinos pueden depositar sus reclamos y necesidades. Ya que está reconocido por la ley, teniendo como una de sus funciones la propuesta del presupuesto participativo. En este sentido, otro proyecto a desarrollar es la creación del presupuesto participativo a partir de los proyectos propios que surjan de las vecinas y los vecinos.
 
¿Qué análisis haces de estos 8 años de descentralización? ¿Pensás que la Ley 1.777 se cumple?
La ley 1.777 no se cumple. La descentralización no se respeta de ninguna manera, no podemos modificar reglamentos, no tenemos acta para poder reunirnos. Reitero: la autonomía que se plantea en esta ley no existe. A 8 años, recién ahora la comuna está experimentando que la junta comunal se desarrolle. Aun así, las trabas son muchísimas. La comuna está en una etapa fundacional de sus competencias y somos optimistas en que vamos a trabajar para que funcione adecuadamente.
 
 


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?