EL CASO OCURRIÓ EN NOVIEMBRE DE 2015

Condenaron a 16 años de prisión al policía que le disparó a Lucas Cabello

Fue por el delito de tentativa de homicidio agravada por haber sido cometida abusando de la función policial y por el uso de arma de fuego. La fiscalía había pedido 13 años.

Foto: La Garganta Poderosa.


El policía metropolitano Ricardo Ayala fue condenado a 16 años de cárcel por disparar a quemarropa contra Lucas Cabello, dejándolo cuadripléjico. Fue por el delito de tentativa de homicidio agravada por haber sido cometida abusando de la función policial y por el uso de arma de fuego. La fiscalía había pedido 13 años. 

La sentencia fue anunciada esta tarde por el Tribunal Oral Criminal 1 en la Sala de la Cámara Federal. Como informó el Colectivo de Medios Populares, Lucas estuvo rodeado de su familia, de madres víctimas de violencia institucional, organismos de derechos humanos, amigos, amigas, vecinos, vecinas y organizaciones del barrio de La Boca, quienes no solo lo acompañaron durante todo el juicio sino que reclaman justicia desde que Ayala le disparó a Lucas a quemarropa en la puerta de su casa. Los fundamentos del fallo se conocerán el 7 de febrero próximo.

Ayala quedará en libertad hasta que la condena quede firme, pero no podrá salir del país, deberá presentarse cada mes ante la justicia y no podrá acercarse a Lucas ni a su familia a menos de 500 metros.

El 9 de noviembre de 2015 el oficial Ayala discutió con Cabello, lo siguió, entró al pasillo de su casa, en el barrio de La Boca, y le disparó tres veces a menos de un metro de distancia. Lucas, papá de una niña pequeña, quedó al borde de la muerte. Desde entonces se recupera, con la mitad de su cuerpo paralizado.

Su caso se convirtió en uno de los emblemas en la lucha contra la violencia institucional en la Ciudad. Ayala llegó al juicio, cuyo inicio fue postergado en febrero y abril , separado de sus funciones pero no exonerado de la fuerza. Y en libertad.

“Este caso fue muy emblemático porque marcó todo lo que iba a venir en la era Macri con (Patricia) Bullrich”, dijo a Página 12 Gabriela Carpineti, una de las abogadas de Cabello, cuando se acercaba el inicio del debate oral. El ataque contra el joven ocurrió a días de que Mauricio Macri ganara las elecciones presidenciales de 2015, e inauguró la política conocida como “Doctrina Chocobar” del gatillo fácil, avalada por la ministra de Seguridad.

Luego del ataque contra Cabello, la entonces vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal , defendió a Ayala. “Se trató de una cuestión de género. El policía protegía a la mujer que apretó el botón antipánico”, justificó. Esta versión fue desmentida por la novia de Cabello y otros testigos. Ahora, el juicio y la condena dejaron en claro que se trató de un caso de violencia institucional, abuso policial y tentativa de homicidio.

"Gracias Lucas. Por ganarle a la impunidad. No solamente son los 16 años de condena a prisión para el Policía verdugo que intentó matarte, sino su inhabilitacion perpetua para ejercer cargos públicos y la orden de investigar el encumbrimiento del entonces Ministro de Seguridad, Guillermo Montenegro, la entonces Vice Jefa, María Eugenia Vidal y el entonces Jefe de Gobierno, Mauricio Macri. Esta querella logró convencer al Tribunal no sólo de la responsabilidad penal del Agente Ayala sino también de un conjunto de responsabilidades políticas y civiles que deben ser investigadas judicialmente. Una causa que arrancó amarilla en noviembre de 2015 y se va con una condena popular, como sus posibles encubridores, en diciembre de 2019. Gracias a todos, a esas madres inquebrantables que nos sostenien de pie, por resistir estos años difíciles desde la verdad, la organización colectiva y el amor incondicional a los pibes de nuestro pueblo", expresó la abogada de Lucas, Gabriela Carpineti.

 

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?