CRISIS ECONÓMICA

Crisis en la avenida Corrientes por la caída del consumo

Desde que la avenida Corrientes es peatonal los valores del metro cuadrado se duplicaron esto se suma a la caída del consumo, un combo explosivo.


La avenida Corrientes cambió completamente debido a la crisis económica que atraviesa el país, en los últimos años sus locales se fueron vaciando y ya no volvieron a alquilarse. En abril el Gobierno de la Ciudad inauguró con bombos y platillos la peatonalización, la obra duró casi dos años, haciendo intransitable la zona, muchos locales no pudieron sobrevivir y tuvieron que cerrar. 
 
Las siete cuadras que van desde Callao a la avenida 9 de Julio nunca tuvieron tanta cantidad de locales vacíos como en estos últimos tiempos. La fuerte baja del consumo sumado a que los valores de los alquileres de los locales se duplicaron, hace que la crisis se sienta más, informa BAE Negocios.
 
Uno de los últimos locales que cerró fue La Churrasquita, un clásico de la gastronomía porteña, que desde hace más de un mes colgó un cartel que decía "cerrado por reformas". Entre los principales locales que están cerrados figura el de La Pasiva, la chivitería uruguaya. Al lado estaba Musimundo que cerró a principios de 2018. A pocos pasos está el local que ocupaba la librería Liberarte que luego se transformó en la heladería Iceland.
 
Una buena noticia es que Gabriel García, uno de los dueños de la histórica confitería La Ópera, reabrirá La Giralda, pero recién en 2020. García señaló a BAE Negocios: "Corrientes ya no tiene noche. Hace 40 años atrás, el turno noche de un bar vendía el doble que los otros dos turnos, era otro país. La peatonal trajo más gente, pero el consumo cayó más de un 30%, sólo en los últimos tiempos. Los locales no se alquilan porque los dueños se avivaron y ahora piden el doble que antes. No dan los números".
 
Desde una inmobiliaria sostienen: "Desde que se hizo peatonal, los propietarios piden entre un 40 y más de un 50% de lo que están dispuestos a pagar los que buscan locales. El metro cuadrado de planta baja cotiza entre U$S30 y 50, pero los que buscan no quieren pagar más de U$S20. Hay marcas gastronómicas interesadas, pero no a esos precios".


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?