SESIÓN ORDINARIA

Aprueban el paquete de facilidades fiscales de Larreta, con críticas de la oposición: “Es una aspirina para un cáncer que avanza”

La iniciativa apunta a disminuir los efectos de la crisis económica sobre pequeños y medianos contribuyentes. La oposición criticó el proyecto como insuficiente y advirtió que es “marketing electoral”.



En la sesión ordinaria de este jueves en la Legislatura porteña, se aprobó un proyecto del oficialismo que impulsó el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, para disminuir el impacto de la crisis económica, especialmente sobre pequeños y medianos contribuyentes. La oposición criticó la iniciativa como insuficiente y advirtió que es “marketing electoral”.

El proyecto votado en las últimas horas establece una nueva moratoria por 10 años para las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) y personas físicas, que incluirá deudas vencidas al 31 de julio del 2019 y el plazo para inscribirse finalizará el 31 de diciembre próximo.

La medida –que además del proyecto de Larreta contempló iniciativas de la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) y del legislador del GEN Sergio Abrevaya y María Rosa Muiños (BP)- recibió el acompañamiento de Vamos Juntos, GEN, Partido Socialista, Mejor Ciudad, Bloque Peronista y Evolución. Fue rechazada por el PO y el FIT, mientras se abstuvieron Unidad Ciudadana y Autodeterminación y Libertad.

Los pequeños y medianos contribuyentes podrán acceder a un plan especial, que se podrá hacer hasta en 120 cuotas y cuenta con la posibilidad de abonar la primera de ellas recién a los 90 días desde su adhesión; mientras que los grandes contribuyentes podrán realizar un plan de pagos hasta en 60 cuotas. Otra de las opciones permitirá pagar el 10% del total de la deuda como anticipo y el saldo restante en 90 cuotas.

Además plantea prorrogar la eliminación temporal de las retenciones bancarias conocidas como Sistema de Recaudación y Control de Acreditaciones Bancarias (SIRCREB) hasta el 31 de diciembre, excluyendo de estas a los contribuyentes que hayan facturado hasta 15 millones de pesos durante el 2018. Se prorrogan también los beneficios establecidos en la Ley N° 6.169, que exime del Impuesto de Sellos a las operaciones de compraventa de ciertos automóviles cero kilometro o sin uso, hasta fin de año.

La presidenta de la Comisión de Presupuesta y legisladora de Vamos Juntos, Paula Villalba, aseguró que la medida refuerza “el compromiso asumido, y atendiendo la situación de los contribuyentes, la Ciudad hará un esfuerzo fiscal para ayudar en el cumplimiento de las obligaciones tributarias, en especial, favoreciendo a los pequeños y medianos contribuyentes, sean estos PyMEs o personas humanas”. La legisladora oficialista remarcó que “no son días para especular con la tranquilidad de los ciudadanos, por el contrario, debemos cooperar en pos de garantizar la estabilidad económica e institucional”.

Por el contrario, el legislador de AyL Fernando Vilardo –según consignó el portal Parlamentario- criticó que “este proyecto es planteado como un beneficio para la sociedad pero la mayor parte de la población no se va a ver beneficiado para la misma” y advirtió que “esto puede ser un bálsamo pero que es perjudicial si no se atacan las cuestiones de fondo: esto es una aspirina para un cáncer que avanza”.

Gabriel Solano, del PO, dijo que “el Gobierno de Mauricio Macri es el responsable de una bancarrota sin precedentes” y sentenció: “Macri es un cadáver político y nadie acá piensa que en octubre va a lograr revertir la situación, nos vienen a pedir ahora que votemos un proyecto que le va a servir a un conjunto de empresas pero no al general de la población”.

Desde Unidad Ciudadana, Mariano Recalde celebró la discusión “sobre las medidas económicas y la crisis de la que venimos alertando hace mucho tiempo y que el Gobierno negaba”. Y agregó: “No somos tan ilusos de creer que el Gobierno cambió de actitud porque se sensibilizó con lo que les pasa a los porteños, sino que tomó nota del llamado de atención a lo que los argentinos expresaron en las urnas”.

El legislador de Mejor Ciudad Marcelo Depierro cuestionó que “esta ley no tiene nada de reactivación económica porque no se acuerda de las personas que, a pesar de todo, sigue haciendo un esfuerzo para seguir pagando los impuestos; para los contribuyentes no hay absolutamente nada, no hay ayudas ni bonificaciones”. Mientras que Muiños completó que “este no es un proyecto que trate sobre prioridades sociales, no hay ningún artículo que haga a la reactivación económica".

“No sólo es totalmente insuficiente para paliar la crisis, sino que todas las medidas son temporales hasta las elecciones y con suerte, a diciembre. Más marketing electoral no se consigue”, criticó Andrea Conde, de UC, a través de su cuenta de Twitter.

COMENTARIOS


ENCUESTA

Elecciones 2019: ¿Creés que habrá segunda vuelta en la Ciudad?