JUSTICIA

Tras seis años, procesaron a un funcionario de Larreta por la represión en el Borda

Se trata del director de la Agencia Gubernamental de Control y ex subjefe de la Policía Metropolitana, Ricardo Pedace. En la represión la hospital psiquiátrico 32 personas fueron heridas, entre ellos médicos y pacientes.

En 26 abril de 2013, la Policía Metropolitana a cargo del ex jefe de Gobierno, Mauricio Macri, realizó una feroz represión en el hospital neurosiquiátrico Borda, que dejó un saldo de 32 heridos, muchos de ellos médicos y pacientes. Ahora, la Justicia avanzó en la causa y procesó al director de la Agencia Gubernamental de Control y exsubjefe de la Policía Metropolitana, Ricardo Pedace.

La medida fue dictada por la sala V de la Cámara Nacional Criminal y Correccional, por presunto abuso de autoridad en concurso con lesiones leves a 32 damnificados, entre ellos a pacientes, personal médico y de enfermería, legisladores, trabajadores y periodistas que cubrían operativo policial.

La represión se dio en el marco del desalojo y demolición del “Taller Protegido 19”, para posibilitar una obra impulsada por el Ministerio de Desarrollo Urbano del gobierno porteño. Si bien en principio, Pedace había sido sobreseído porque el tribunal considero que estuvo presente ese día pero respondía a las órdenes del entonces titular de la fuerza, Horacio Giménez, también implicado en la causa.

Sin embargo, hace unos meses la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional revocó los fallos de instancias inferiores que favorecieron a Pedace porque “la situación era confusa”, que no advirtió la represión policial o que obedeció órdenes que no resultaban manifiestamente ilegales.

Ahora, la Sala V con nuevos magistrados concluyó que Pedace habría ejercido su cargo de un modo contrario a la norma que regula su desempeño, la Ley 2894 de Seguridad Pública de la CABA. Y agregaron que habría omitido tomar las medidas a su alcance para evitar el “torpe y desproporcionado accionar policial”, y las consecuencias que el mismo provocó.

Según el sumario, el accionar “implicó arrojar gas pimienta directamente en el rostro de los ciudadanos, golpear hombres y mujeres con tonfas y escudos, propinarles puntapiés, incluso cuando se hallaban caídos en el piso, dispararles postas de goma a escasa distancia por encima de la cintura, a la cabeza e incluso por la espalda”.

El tribunal indicó que Pedace es responsable ya que “frente al conocimiento real y efectivo de que se estaba llevando a cabo un procedimiento irrazonable y excesiva de las fuerzas policiales”, como “alto funcionario policial a cargo”, debió evitar la conducta lesiva.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?