VIOLENCIA INSTITUCIONAL

El gobierno de la Ciudad avanza en la compra de 60 pistolas taser por más de $6,5 millones

“Con este avance, el gobierno continúa ignorando la denuncia presentada ante la CIDH en 2016 para evitar el uso de las pistolas taser, consideradas elementos de tortura”, advirtió el Observatorio de Derechos Humanos.



La gestión de Horacio Rodríguez Larreta destina U$S144.900 para la compra de 60 pistolas taser. Es decir, más de seis millones y medio de pesos. Así fue revelado por el propio Gobierno de la Ciudad, en la respuesta a uno de los pedidos de informes formulados por el Observatorio de Derechos Humanos (ODH).

El Ejecutivo indicó que está analizando las ofertas recibidas en la licitación para la compra de 60 pistolas eléctricas por ese monto. “Con este avance, el gobierno continúa ignorando la denuncia presentada ante la CIDH en 2016 para evitar el uso de las pistolas taser, consideradas elementos de tortura”, advirtió el ODH.

Según la respuesta que recibió la entidad este viernes, la licitación para la compra de estas armas eléctricas se abrió el 20 de marzo de 2019. En el mismo pliego puede leerse que las taser descargarán 6800 voltios sobre el cuerpo humano. “El Gobierno de la Ciudad reconoce en la licitación que el uso de las taser puede producir daños que generen resarcimiento, aunque le exige al oferente que se haga cargo de eventuales indemnizaciones”, plantearon desde el ODH. En tanto, la cartera de Seguridad de la Ciudad afirmó que “se ha iniciado el proceso de compra de las pistolas Taser y se encuentra en proceso de elaboración el protocolo de uso”.

“Con esta información, entendemos que el uso de las taser en nuestro país es inminente. En el día de hoy, enviamos a la CIDH las respuestas del Gobierno de la Ciudad a nuestro pedido de informe como ampliación de información con hechos nuevos. Son preparatorios del efectivo uso de las armas Taser X26, por parte de las fuerzas de seguridad”, advirtieron desde el Observatorio.

La petición realizada en 2016 ante a la Comisión Interamericana de DDHH apuntaba a que “la República Argentina y en particular la Ciudad Autónoma de Buenos Aires no violenten el deber de prevenir las posibles violaciones a los derechos humanos a través del uso de las armas tipo Taser X26 y/o lanzadores less lethal weapon. Este tipo de armas han sido catalogadas por el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas como ‘capaces de violentar el deber del Estado de prevenir las violaciones a los derechos humanos, el deber de proteger la vida, integridad física y salud’, es decir, calificándolas como implementos de tortura”.

La petición internacional fue presentada con el acompañamiento de gran cantidad de instituciones y organizaciones de derechos humanos como Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz – SERPAJ, Miguel Ángel Estrella, Presidente de Fundación Música Esperanza y Embajador de la Buena Voluntad UNESCO, APDH, HIJOS, Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CEPRODH), entre otras agrupaciones y personalidades.

COMENTARIOS


ENCUESTA

Elecciones 2019: ¿Creés que habrá segunda vuelta en la Ciudad?