EDUCACIÓN

Revés judicial para Acuña y Larreta: ganó la comunidad educativa del jardín del Ramos

La Cámara de Apelaciones de la Ciudad rechazó el recurso de apelación que había presentado el ministerio de Educación en el marco del reclamo de la comunidad educativa en defensa de la Escuela Infantil 6 del Distrito Escolar 6, más conocido como el jardín del hospital Ramos Mejía.



La Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad rechazó el recurso de apelación que había presentado el ministerio de Educación –que encabeza Soledad Acuña- en el marco del reclamo de la comunidad educativa en defensa de la Escuela Infantil 6 del Distrito Escolar 6, más conocido como el jardín del hospital Ramos Mejía.

La lucha comenzó en los últimos meses del año pasado, cuando se conoció la decisión del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta de cerrar el lactario de ese establecimiento, y luego progresivamente las otras salas, para luego trasladar las salas más grandes a otro edificio (en la Manzana 66, donde se prometía un jardín nuevo, pero en los hechos era un reemplazo).

Lo cierto es que tras múltiples movilizaciones e iniciativas por parte de familias y docentes, la Unión Argentina de Maestros y Profesores (CAMYP) presentó un recurso de amparo contra el cierre ante el Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario 18. En diciembre, el Gobierno de la Ciudad emitió una respuesta formal que se contradecía con los hechos: confirmaba el traslado de la institución pero negaba el cierre, aunque el lactario ya había sido eliminado del sistema de inscripción para 2019.

En marzo, el juez Marcelo López Alfonsín, titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo N°18, ordenó al gobierno de la ciudad la reapertura inmediata del lugar, ubicado en Venezuela 3158, en Balvanera. En su fallo dejó en claro que el Gobierno porteño mentía y que no había impedimentos para que esas salas del jardín funcionaran. También contradijo a la ministra Acuña, quien suele afirmar que no tiene obligación de garantizar vacantes hasta los cuatro años, y le recordó que la Constitución porteña dice otra cosa.

El juez le ordenó que suba a la inscripción esas vacantes de 45 días a 1 año que había retaceado. En un contexto en el que faltan decenas de miles de vacantes en la educación inicial, cerrar salas era un despropósito. La gestión de Acuña y Larreta apeló, pero en un reciente fallo la Cámara rechazó ese recurso, confirmando la sentencia previa. Un logro para la comunidad educativa en defensa del jardín. En tanto, su lucha continúa para que se reconozca que el "traslado" es cierre: el pedido es que el jardín del Ramos se mantenga, y que en la Manzana 66 se construya uno nuevo como el GCBA había prometido y anunciado. 


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?