HOY MARCHARÁN PARA PEDIR JUSTICIA

Derrumbe en San Cristóbal: la constructora de los Hermanos Caputo está vinculada a la muerte del joven sonidista

A principios de este mes un joven de 25 años falleció y varias personas resultaron heridas por el derrumbe de parte de un supermercado en San Cristóbal. La obra es dirigida por un empleado de la empresa de Flavio y Hugo Caputo, hermanos de Luis.

El 1° de abril Adrián Continiello de 25 años falleció y varias personas resultaron heridas por el derrumbe de parte de un supermercado en San Cristóbal, lindero a una obra en construcción, en Pavón 3094. El trágico derrumbe se habría producido a raíz de las tareas de excavación en la obra lindera y ya había sido adverido por el dueño del supermercado, quien había reclamado a los responsables de la obra que extremaran los cuidados en la seguridad de la construcción.

Según consignó Página 12, la obra que generó el derrumbe del supermercado es dirigida por un empleado de la empresa de Flavio y Hugo Caputo, hermanos de Luis Caputo. El único imputado es Eduardo Agustín Aguaviva, director y autor del proyecto de obra. Pero, además, empleado jerárquico de la constructora Caputo Hermanos SA.

El periodista Gustavo Veiga señaló que la dirección del profesional responsable y la compañía coinciden, tal como figura en el cartel del terreno excavado que hizo colapsar al edificio vecino donde fue encontrada la víctima. En Sucre 1767 de San Isidro trabaja Aguaviva para la empresa cuyos dueños son Flavio y Hugo Caputo, hermanos de Luis Caputo, el ex ministro de Finanzas del actual gobierno e integrante del clan que también integra el primo de ambos, Nicolás Caputo, y mejor amigo del presidente de la Nación, Mauricio Macri.

En el marco de la investigación, se realizaron allanamientos tanto a la empresa constructora - Lybster S.A.- como en las oficinas de la Dirección General de Registro de Obras y Catastro del Gobierno porteño. La Justicia ya secuestró documentación de la constructora y el estudio de arquitectura a cargo de la obra lindera al edificio de Pavón 3078, cuyo derrumbe causó la muerte de Adrián Continiello, un sonidista de la Televisión Pública de 32 años que vivía en el segundo piso junto a su novia –con quien iba a casarse en agosto- y su cuñada.

La causa está caratulada como homicidio culposo y recayó en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Número 9. Hasta el momento, el único imputado es el arquitecto encargado del proyecto y de la dirección de la obra, Eduardo Agustín Aguaviva.

Hoy los familiares y amigos del joven fallecido marcharán hoy para reclamar justicia. En las redes, sus familiares impulsan, además, una campaña para que se avance con la investigación. “Mis primas perdiendo todo en el derrumbe en San Cristóbal. A Adrian ya no nos lo devuelve nadie. Sabemos qué en tiempo de macrisis estamos todos ajustados pero toda colaboración por más mínima significa un montón en la reconstrucción de su hogar”, escribió uno de los familiares del joven bajo el hashtag #justiciaxadrian.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?