TRANSPORTE

Habrá medidas de protesta en el subte contra el uso de las pistolas Taser y el tarifazo

La movilización será este martes a las 18 en la estación Carlos Pellegrini de la línea B. La convocatoria es contra la suba del boleto, por el mal estado del servicio que presta el grupo Roggio y contra el uso de las pistolas de descarga eléctrica que pretende el Gobierno.



La estación Carlos Pellegrini de la línea B del subte será escenario este martes de una movilización contra el uso de las pistolas Taser que el Gobierno de la Ciudad implementará en el transporte subterráneo. También reclamarán contra el tarifazo y la suba del pasaje.

La medida será este martes a las 18. Así lo informó el miembro del Secretariado de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP) y referente del PTS-FIT, Claudio Dellecarbonara. Además de los Metrodelegados, se movilizarán miembros del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos, estudiantes de la facultad de Derecho y del Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras.

La convocatoria es contra la suba del boleto en el Subte, el estado del servicio que presta el grupo Roggio y el intento de uso de las pistolas Taser. “El anuncio de uso de pistolas Taser en el subte responde a las necesidades del gobierno de instalar el discurso de seguridad y de amedrentar a usuarios y trabajadores que rechazamos los tarifazos porque ya van llevar el costo del pasaje a 21 pesos en marzo. Reclamamos por un servicio de calidad. Pero la realidad nos demuestra lo contrario, tal como ocurrió en forma vergonzosa la semana pasada en la línea E, con la alteración de la frecuencia y su posterior cancelación del servicio", dijo Dellecarbonara.

El legislador Patricio del Corro, que participará de la medida, planteó: “Desde las bancas de la Legislatura junto a mi compañera Myriam Bregman y a Claudio Dellecarbonara presentamos un amparo contra la suba de tarifas que retrotrajo por varios meses el aumento del boleto de subte, donde denunciamos fuertemente la desinversión del grupo Roggio, y como nos roba a todos con las tarifas y el nefasto servicio que prestan. Frente a la estafa de la empresa Roggio que sigue amasando fortunas, planteamos que tiene que abrir los libros de contabilidad para mostrar el dinero que se roban y como se enriquecen. Por eso planteamos que el subte debe ser re-estatizado bajo control de sus trabajadores y trabajadoras junto a los usuarios, que son los únicos interesados en mejorar el servicio”.
 

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?