EDUCACIÓN

Crece el repudio por el cierre de escuelas nocturnas: convocan a cortes y asambleas

Docentes en estado de alerta, convocatoria a cortes de calle y un comunicado de la CADE que advierte sobre los graves riesgos que implicaría que 14 liceos y escuelas secundarias comerciales que funcionan en horario nocturno dejen de existir a partir del año que viene.



En un año signado por el rechazo a la creación de la Unicaba, aprobada en la Legislatura pese al rechazo recibido desde todos los frentes, la noticia del inminente cierre de escuelas nocturnas en la Ciudad cayó como un baldazo de agua helada. Pero la comunidad educativa se organiza para resistir: docentes en asamblea y convocatorias a cortes de calle, ante una nueva avanzada de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta y Soledad Acuña contra la educación pública.

En la tarde de este lunes, a las 16.30, habrá un corte de calle en Gaona y Cucha Cucha (Caballito), para protestar contra el cierre de 14 escuelas nocturnas en la Ciudad. En tanto, docentes y directivos nucleados en la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) se reunieron para coordinar los pasos a seguir para resistir la medida del macrismo porteño.

En tanto, la Campaña Argentina por el Derecho a la Educación (CADE, una coalición nacional de organizaciones sociales abogadas al ámbito educativo) emitió un comunicado para expresar su “preocupación y rechazo por la situación generada en torno del anuncio de cierre de las Escuelas Comerciales Nocturnas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

El comunicado fue emitido luego de que se conociera la resolución 2018-4055, mediante la cual el Ministerio de Educación local anunció que 14 liceos y escuelas secundarias comerciales que funcionan en horario nocturno serían cerradas a partir del 2019 y se suprimirían cursos en otros 9 centros similares.

“Este tipo de modalidades educativas está enfocado prioritariamente a dar respuesta a las situaciones complejas de las personas que, queriendo estudiar, concurren en horario nocturno ya que mayoritariamente trabajan o buscan trabajo durante el resto del día. En estas escuelas, jóvenes que son de comunidades más pobres, encuentran un espacio de contención y de identidad que es el que los sostiene en su compromiso por continuar estudiando en condiciones tan duras”, remarcó la CAME. Y advirtió: “Al cerrarlas, numerosos y numerosas estudiantes ven seriamente comprometidas sus posibilidades de continuar estudiando, más allá de los traslados que se proponen, y, sobre todo, muchxs docentes titulares, interinxs, suplentes y auxiliares docentes, perderán sus puestos de trabajo. Resulta totalmente inaceptable que estas medidas se anuncien intempestivamente, sin ningún diálogo ni consenso con las comunidades educativas, que incluso pudieran abrir la posibilidad de solucionar las dificultades que pudieran existir en dichos establecimientos”.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?