LEGISLATURA

Entre gritos de repudio y pedidos de silencio, se debaten los nuevos códigos porteños

“Silencio” fue la palabra más escuchada en el primer tramo del debate, pronunciada reiteradamente por el diputado Mario Quintana ante los gritos de repudio de los vecinos y vecinas presentes durante la sesión ordinaria.



“¡Silencio, silencio! ¡Pido silencio al público si quieren presenciar la sesión!”. El debate por los nuevos códigos Urbanístico y de Edificación comenzó en la Legislatura -vallada y rodeada de policías- pasadas las 13.30. “Silencio” fue la palabra más escuchada en el primer tramo del debate, pronunciada reiteradamente por el diputado Francisco Quintana ante los gritos de repudio de los vecinos y vecinas presentes durante la sesión ordinaria.

La apertura del debate estuvo a cargo de Victoria Roldán Méndez, de Vamos Juntos. “Consideramos que este es el camino correcto y es el mejor código para adaptar a la ciudad a los desafíos del futuro”, destacó la oficialista, entre constantes manifestaciones de rechazo desde el público. “El tratamiento del tema ha tenido las suficientes reuniones de comisión para que todos los vecinos pudieran expresarse, ¡silencio!”, exclamó Quintana.

Roldán Méndez resaltó el nivel de participación y modificaciones que se hicieron durante el debate, algo que indignó aún más a los vecinos presentes. “Tomamos en consideración todas las propuestas que nos hicieron llegar los vecinos y también diputados de distintos bloques. La recepción sin dudas que fue amplia. Como consecuencia de estos canales de participación se incorporaron numerosos cambios. Agradezco a esos vecinos que se hicieron presentes en esas cuatro jornadas largas (audiencias públicas) en la Legislatura”, dijo, mientras los gritos de protesta seguían.

“Esto está al servicio de los desarrolladores inmobiliarios”, comenzó su intervención Fernando Vilardo, de Autodeterminación y Libertad. Como los gritos seguían, Quintana volvió a interceder y la tensión fue en aumento: “Ante el próximo insulto, voy a pedir desalojar. Si quieren presenciar la sesión, les pido que lo hagan en silencio y sin faltarle el respeto a ningún diputado”, advirtió.

Vilardo continuó cuestionando que “las audiencias públicas son una gran puesta en escena. La mayoría está en contra del proyecto y se avanza sin embargo para llegar a esta segunda lectura. Y nos encontramos con estas vallas sistemáticas que separan a las instituciones del conjunto de la población”.

También contra el proyecto se manifestó Gabriel Solano, del FIT, quien advirtió que “se está rematando la Ciudad de Buenos Aires a favor del capital inmobiliario” y que “es falso que este proyecto apunte a que el trabajador de la Ciudad viva en la Ciudad”. Asimismo el socialista Roy Cortina apuntó que "Va a empeorar la calidad de vida en la ciudad con este código". 

Juan Nosiglia, por su parte, anticipó la votación en contra del bloque de Evolución, pese a la abstención ante la primera lectura.

Nota en desarrollo. 

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?