CIUDAD

La Legislatura porteña sancionó la ley de Plusvalía y Fondo de Hábitat Sustentable

La norma fue rechazada por los bloques de Unidad Ciudadana, el PTS, el PO y Autodeterminación y Libertad. “Esto no es una política urbana, es una política de mercadeo con un poquito más de impuestos a través de una captación de plusvalía que es una migaja", expresaron desde la oposición.

Con 46 votos afirmativos y 10 positivos, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó este jueves la Ley de Plusvalía y Fondo de Hábitat Sustentable, norma que propone mecanismos para la captación de montos de dinero por parte del Gobierno porteño al producirse un aumento de valorización del suelo por acciones del Estado.

"La equidad distributiva exige implementar medidas que garanticen que quienes más se beneficien en el proceso de valorización del suelo, contribuyan de acuerdo a ese incremento en el precio de las propiedades, ya que serán beneficiados por los cambios regulatorios generados por la acción estatal", detalla el texto.

"La captura de parte de estas plusvalías brindará nuevos recursos a las cuentas públicas que estarán disponibles para financiar los mayores gastos en infraestructura que la nueva edificabilidad demande, y que serán necesarios para el desarrollo territorial equitativo y sustentable, objetivo de este gobierno", agrega.

Las sumas serían incorporadas a una cuenta de asignación denominada  “Fondo para el Desarrollo Urbano y Hábitat Sustentable”. El objetivo, según el oficialismo, sería su aplicación a barrios que requieran obras de infraestructura, de transporte y servicios. La norma fue rechazada por los bloques de Unidad Ciudadana, el PTS, el PO y Autodeterminación y Libertad, quienes remarcaron que se trata de una ley "débil" y "floja".

“Esto no es una política urbana, es una política de mercadeo con un poquito más de impuestos a través de una captación de plusvalía que es una migaja. Votamos en contra de la Ley de Plusvalía y en contra de toda la política urbana de Rodríguez Larreta”, argumentó el legislador de Unidad Ciudadana y vicepresidente de la Comisión de Planeamiento Urbano, Javier Andrade.

Y remarcó: “Aprobar este proyecto, en el marco de la aprobación de un Código Urbanístico que va a aumentar de modo notable el precio del suelo urbano por el aumento generalizado de la constructividad de toda la Ciudad es, como mínimo, cuestionable, porque no va a operar, como manda el Plan Urbano Ambiental, como instrumento de compensación, o de igualación en el reparto de renta, sino como una herramienta recaudatoria”.  

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?