EDUCACIÓN

Cada vez menos vacantes: impiden el ingreso de nuevos alumnos al jardín del Ramos

El panorama en la Escuela Infantil 6 del Distrito Escolar 6 es cada vez peor. Al cierre ya confirmado del lactario para 2019 se suma la restricción total para nuevos ingresantes en todas las salas. Crece la preocupación en la comunidad educativa.



El escenario es peor de lo que se esperaba. Por decisión del Ministerio de Educación que conduce Soledad Acuña, no sólo se cierra en 2019 el lactario del jardín de infantes que funciona en el Hospital Ramos Mejía, sino que además no habrá ingresos de nuevos alumnos y alumnas en las salas de uno a cinco años. “La dirección informó que el Ministerio de Educación decidió que no entren más chicos a este jardín”, confirmaron desde esa comunidad educativa.

“En el día de hoy la comunidad de la Escuela Infantil que funciona en el Hospital Ramos Mejía sufrió un nuevo golpe, que se suma al cierre de la sala de bebés de 45 días a un año (Lactario), anunciado en octubre por el Ministerio de Educación de la Ciudad. Esta vez, la comunidad desayunó con la noticia de que el Jardín no ofrecerá ni una sola nueva vacante a las más de 1.600 familias que la solicitaron (1.600 solo en ese Jardín). Esto significa un recorte en la cantidad de alumnos y alumnas que derivará en el pase a disponibilidad de varias maestras”, informaron las familias de esa comunidad educativa, mediante un comunicado.

“Es peor de lo que pensábamos. Más allá de las 45 vacantes del lactario que cierran, no entra ningún chico nuevo en las salas de uno a cinco años. Pese a que había 31 vacantes disponibles entre todas las salas. Eso sumado a las del lactario, son 76 pibes que quedan afuera en 2019”, remarcó Laura Valdez, mamá de un nene de ese jardín, en diálogo con Nueva Ciudad. Y agregó que “las nueve docentes que quedan en disponibilidad –por el cierre del lactario- podrían ser más”.

Además, los nenes y nenas que quedaron en lista de espera en este jardín se encuentran en una especie de limbo, sin asignación de orden en la lista y en espera para un jardín que será cerrado. Una versión informal del Ministerio sostenía que los iban a pasar a la segunda opción elegida en el sistema de pre-inscripción online, pero no hubo información oficial al respecto.

El cierre progresivo del jardín del Ramos se convirtió en el caso que puso en evidencia la intención del Ejecutivo porteño de desguazar el nivel inicial y suplirlo por Centros de Primera Infancia (CPI), que en los hechos es sacar a los más chiquitos del ámbito educativo, ya que esas guarderías dependen del Ministerio de Desarrollo.

En tanto, y ante un nuevo año que deja afuera a miles y miles de niños y niñas del sistema educativo estatal porteño, el colectivo Vacantes para Tod@s en la Escuela Pública convoca a concentrarse este martes a las 13 frente al Ministerio de Educación, en Paseo Colón 255.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?