GRAVE

Jardines maternales, profesorados e institutos de formación técnica: ajuste en todos los niveles educativos

“El cierre del lactario del jardín del Ramos Mejía, el intento de vaciamiento de los 29 Profesorados a través del proyecto inconsulto de la Unicaba y el cierre de los IFTS son ejemplos concretos del ajuste de Larreta en la Educación Pública”, advirtió Eduardo López, de UTE.



Primero fue la noticia de la creación de la Unicaba, hace ya casi un año, que puso en estado de alerta y preocupación a los 29 profesorados y traductorados porteños. Pero el plan de ajuste que impulsa el oficialismo porteño en materia educativa no se frenó allí: el peligro de achiques y cierres llegó también a los jardines maternales públicos, así como a los institutos de formación técnica superior, al tiempo que reclaman por sus derechos los trabajadores de espacios de educación no formal. Un combo que apunta en un único sentido: menos educación pública y más negociados inmobiliarios.

Este jueves, representantes de todas esas comunidades educativas compartieron una conferencia de prensa con legisladores de la oposición, para visibilizar el cuadro de situación general. “El cierre del lactario del jardín del Ramos Mejía, el intento de vaciamiento de los 29 Profesorados a través del proyecto inconsulto de la Unicaba y el cierre de los IFTS son ejemplos concretos del ajuste de Rodríguez Larreta en la Educación Pública”, enumeró Eduardo López, referente de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE). En el encuentro se anunció un paro educativo porteño para el próximo 22 de noviembre, con movilización a la Legislatura. Ese día se trataría en el recinto el proyecto de creación de la Unicaba: pese al rechazo masivo que genera, el oficialismo cuenta con los votos para aprobarlo.

Mientras el reclamo de los profesorados y traductorados lleva casi un año, incluyendo masivas movilizaciones, en las últimas semanas se sumó la preocupación de los Institutos de Formación Técnica Superior (IFTS). Según consignó el portal El Grito del Sur, el director del área de Formación Técnica Superior, Fernando Paoletti, reunió a las autoridades de los IFTS 4, 9, 16, 22 y 29 para notificar la “desactivación” de esos establecimientos a partir del ciclo lectivo 2019. En esos espacios se cursan las Tecnicaturas Superiores en Análisis de Sistemas, Administración de Empresas, Gestión Ambiental, Protocolo y Ceremonial, Turismo Sustentable y Hospitalidad.

“Quieren cerrar cinco Institutos Superiores de Formación Técnica que ofrecen tecnicaturas gratuitas en las comunas. Hacen trampa hablando de traslado pero los lugares de destino no garantizan el funcionamiento de las carreras”, advirtió la legisladora Paula Penacca, de Unidad Ciudadana.

El mismo eufemismo del traslado fue utilizado en el caso del Instituto Superior de Educación Física Enrique Romero Brest, que funciona lindero al Cenard –que a su vez será mudado a Villa Soldati en medio de fuertes repudios-. El Gobierno porteño decidió de forma inconsulta llevarlo al Parque Sarmiento, con la intención de vaciar el costoso predio de Núñez donde se encuentra desde hace décadas. Esta semana, representantes de esa comunidad educativa fueron recibidos en el Ministerio de Educación, donde les confirmaron que pretenden trasladarlos. Docentes, alumnos y directivos se organizan para resistir. “Si, como ellos dicen, su prioridad es la educación, que dejen a las instituciones educativas sobre las tierras más caras. De acá no nos van a mover”, dijo a este medio Teresa López, una de las vicerrectoras.

En paralelo, la confirmación oficial del cierre del jardín maternal que funciona en el hospital Ramos Mejía encendió la alarma en todo el nivel inicial, donde el argumento del “traslado” también se usa para encubrir cierres o fusiones de jardines. Ayer, la comunidad educativa de esa escuela infantil de Balvanera realizó un gran corte de calle en Belgrano y Jujuy, con representaciones teatrales incluidas, para seguir luchando contra el cierre pese a la confirmación por parte de la cartera que conduce Soledad Acuña.

En tanto, desde el colectivo Vacantes Para Todos en las Escuelas Públicas denunciaron en los últimos días que el Gobierno porteño decidió el cierre de colonias de verano en varios jardines que funcionan en establecimientos hospitalarios (y no sólo), en línea con el ajuste que se avecina en esa área.

Como si todo esto fuera poco, trabajadores y alumnos del área de Educación No Formal preparan un festival para el próximo martes: exigen que se aplique la Ley 4399, sancionada en 2012 por la Legislatura porteña, que les permite tener estabilidad laboral y ser reconocidos como docentes. “En Educación No Formal somos más de cuatrocientos docentes que dictamos talleres a más de 25.000 alumnos de modo gratuito, agrupados en distintas áreas en más de cuarenta centros y escuelas de toda la ciudad de Buenos Aires desde el año 1984. La negativa por parte del gobierno porteño de aplicar la ley 4399 atenta contra toda la comunidad educativa: quita los cursos de las áreas de movimiento y artística, impide que se aplique el régimen de suplencia docente, precariza el trabajo docente y le quita identidad al área”, denunciaron, y convocaron a un Festival en defensa de Educación No Formal, el martes 13 desde las 15 frente a la Legislatura porteña.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?