CIUDAD DE BUENOS AIRES

Mientras los niños “se desmayan del hambre”, el GCBA pide más trámites para acceder al comedor escolar

Comenzaron las denuncias por la burocratización en la inscripción online a los comedores escolares de la Ciudad, que según la comunidad educativa desnuda el recorte de recursos en áreas sensibles de la Educación.

El Ministerio de Educación conducido por Soledad Acuña suma una nueva denuncia, esta vez se trata del hambre de los alumnas y alumnas porteños. El Gobierno porteño aplicó el sistema de inscripción online para solicitar las becas para los comedores escolares y la comunidad educativa no tardó en denunciar la cantidad de trámites que deben enfentar ahora las familias más vulnerables de la Ciudad.

“Esto no es joda, los pibes se desmayan del hambre”, denuncian los docentes y explican que el Ministerio de Educación porteño busca dificultar la posibilidad de que niños y niñas, en su mayoría de los barrios más vulnerables, accedan a almuerzos y viandas escolares.

Históricamente, las familias se acercaban al colegio donde asisten sus hijes y realizaban el trámite para que puedan comer allí. Ahora por disposición de Soledad Acuña, el trámite ya no se realiza en las instituciones escolares y pasa a la órbita de los Centros de Gestión y Participación (CGP), que hoy funcionan en las comunas.

La nueva disposición obliga a los padres y madres a completar un formulario online que consta de diez pasos y escanear la documentación que luego se deberá validar en las distintas sedes comunales. Después, las familias de los alumnos deben presentarse ante las autoridades del CGP con los papeles que acrediten identidad de les niñes y certificados de ingresos expedidos por Anses, o declaración jurada para los trabajadores informales.

El colectivo “Vacantes para Todos” advirtió que “es un plan de burocratización que ya viene implementando el Gobierno de la Ciudad y que empezó con la inscripción para los establecimientos educativos a través de internet”. Lo mismo había denunciado cuando el sistema de inscripción online había llegado a las colonias de verano.

En diálogo con Qué, Patricia Pines, miembro del “Vacantes para Todos”, sostuvo sobre esta situación: “Venimos resistiendo todo lo que es inscripción en sistema online desde sus comienzos, a fines de 2013. Porque entendemos que las personas más perjudicadas con este sistema de inscripción son aquellas que más necesitan de la escuela pública y que más necesitan del plato de comida de los comedores. Son aquellas que no tienen los recursos para acceder a internet, ni el recurso tecnológico, ni el recurso de saber usar las herramientas tecnológicas”.

En ese sentido, aseguró que este sistema de inscripción “va a significar un recorte de las becas” y que “hasta ahora, el trámite siempre se hacía en las escuelas, donde las familias podían llevar la documentación, y había un número de becas que la escuela podía asignar, pero ya no es más así. Y con la presentación de la documentación en los CGP se burocratiza el trámite”.

Jorge Adaro de Ademys calificó la medida como “una política de ajuste”. Y recordó la polémica por la “alimentación saludable”, el plan que presento el Gobierno porteño y que fue rechazado por ser una reducción en calidad y cantidad de la comida para los alumnos y alumnas.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?