EN LA LEGISLATURA

Narda Lepes se sumó a las críticas al nuevo Código de Edificación: “Va a cuidar sólo a las grandes cadenas”

Tras dos días de debate y con más de 280 inscriptos, terminó la audiencia pública por el nuevo Código de Edificación que propone el oficialismo. Fuertes críticas porque no garantiza la accesibilidad, porque reduce espacios verdes y fomenta torres. La famosa cocinera Narda Lepes se sumó al repudio: qué dijo.



La audiencia pública para discutir el nuevo Código de Edificación que impulsa la gestión de Horacio Rodríguez Larreta llegó a su fin este martes, en medio de fuertes críticas de distintos sectores. Entre más de 280 inscriptos, hasta la famosa cocinera Narda Lepes se presentó en la Legislatura para advertir que la normativa que impulsa el oficialismo “va a cuidar sólo a las grandes cadenas” y “no es viable para emprendedores”.

Lepes habló a título personal y como integrante de Acelga, la Asociación de Cocineros y Empresarios Argentinos Ligados a la Gastronomía que organiza la feria Masticar. “Es una normativa que va a cuidar sólo a las grandes cadenas. Que pueden permitirse tener tantos metros de circulación interna, tantos metros de depósito… cuando un emprendedor joven que quizás con esfuerzo junta plata para poner un lugar no hay forma de que llegue a cumplir todo esto”, planteó. Y preguntó “qué tipo de ciudad queremos, qué tipo de sustentabilidad económica le vamos a ofrecer a lo que hace funcionar el turismo en muchas ciudades del mundo, casi protagónicamente, que es la gastronomía. Si tenemos una gastronomía a base de cadenas internacionales no vamos a tener con qué sustentarlo. No es viable para emprendedores. No es viable para las personas que quieran abrir un negocio y vivir de él”. También advirtió que “es un código que no se puede aplicar a lo que ya está construido”.



La audiencia se extendió durante dos días en el Salón San Martín de la Legislatura de la Ciudad, con 284 oradores inscriptos que podían dar su parecer sobre el proyecto que modifica el Código de Edificación de la Ciudad, vigente desde 1943. "Es un código innovador que responde al nuevo paradigma de la Ciudad y que va a facilitar el acceso a la vivienda", destacó la Presidente de la comisión de Planeamiento Urbano, Victoria Roldán Mendez.

Pero lo cierto es que, durante los dos días que duró la audiencia, el proyecto del oficialismo recibió una andanada de críticas. Además del planteo de Lepes, hubo fuertes cuestionamientos por el hecho de que el nuevo Código no garantiza la accesibilidad.

“No podremos ni habitar ni visitar a quienes vivan en las nuevas viviendas. La accesibilidad física se verá restringida a quienes ya cuenten con ella, ya sea en sus viviendas, lugares de estudio o de trabajo, comercios, restaurantes, escuelas, clínicas o consultorios. Ya que los nuevos a construir podrán justificar su inaccesibilidad gracias a este código”, advirtió en la primera jornada de la audiencia Eduardo Joly, presidente de la organización Rumbos, que impulsa la accesibilidad. “Diluyendo las pautas de accesibilidad también pretenden reducir costos constructivos, pero a costa de nuestra calidad de vida”, remarcó.

 También durante el primer día de audiencia, una vecina de Caballito desplegó una superficie de papel de 18 metros cuadrados, para poner en evidencia cuán pequeños son los microambientes que se  pretende habilitar para la Ciudad.

“Sólo los desarrolladores inmobiliarios lo defienden. Los vecinos, sin excepción, reclaman que no se arrase con los espacios verdes y que la ciudad no se llene de torres”, expresó por su parte la agrupación de vecinos autoconvocados de Agronomía.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?