BUENOS AIRES 2018

Denuncias de precarización y explotación laboral durante los Juegos Olímpicos

Distintos sindicatos emitieron comunicados en el marco del mega evento deportivo que se desarrolla en la Ciudad, para denunciar condiciones de precarización tanto entre los trabajadores de la Subsecretaría de Deportes porteña como entre privados contratados por empresas en el marco de los Juegos.



En el marco de múltiples noticias sobre competencias y medallas acerca de los Juegos Olímpicos de la Juventud, pasaron desapercibidas las denuncias de distintos sindicatos sobre las condiciones de los trabajadores abocados al mega evento deportivo que tiene lugar en la Ciudad hasta el 18 de este mes.

La última que se conoció fue realizada por el Sindicato Unidos Trabajadores Custodios Argentinos (SUTCA), que denunció mediante un duro comunicado las malas condiciones a las que son sometidos los trabajadores de seguridad privada que realizan tareas de custodia y vigilancia en los Juegos Olímpicos organizados por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Según consignó el portal Mundo Gremial, SUTCA acusó a las empresas que prestan servicios en los Juegos Olímpicos de obligar a sus empleados a trabajar hasta 24 horas seguidas, sin descanso. La denuncia apuntó también contra la quita de francos semanales obligatorios, violando las leyes laborales.

De acuerdo a la denuncia, cinco trabajadores ya fueron hospitalizados por descompensaciones y deshidratación. “Esta situación empaña gravemente los Juegos Olímpicos y nos hace retroceder un siglo en derechos. Nosotros como Sindicato no lo podemos permitir y utilizaremos todas las herramientas a nuestro alcance para poner fin a este atropello y hacer cumplir toda la legislación presente”, concluyó el SUTCA.

No fue el único sindicato que alzó la voz en el marco de los Juegos Olímpicos de la Juventud. La semana pasada, a poco de la gran inauguración, el Colectivo de trabajadorxs organizadxs en ATE, UTE y ADEF emitieron un comunicado para dar cuenta de la precarización que sufren hace años en la Subsecretaría de Deportes, a cargo del ex tenista Luis Lobo y bajo la órbita inmediata del Vicejefe de Gobierno, Diego Santilli.

“No dudamos ni un poquito en decir que la política deportiva de la Ciudad se sostiene con trabajo precario. Hace muchos años ya. Demasiados. Lo afirmamos sin ambages porque conocemos la cosa desde adentro. Porque somxs trabajadorxs de esta dependencia gubernamental. Somos nosotrxs lxs que llevamos adelante la política pública deportiva de la Ciudad junto con varixs miles de vecinxs. El mundo lo movemos lxs trabajadorxs. La Subsecretaría de Deportes, también”, escribió el Colectivo.

Y agregó: “Pero a pesar de lo vital que resulta nuestra tarea, nuestras condiciones de trabajo son por demás precarias (…) Somos alrededor de quinientos trabajadorxs que le ponemos el cuerpo a esta labor diaria. Y la gran mayoría no somos reconocidos por la tarea docente que desarrollamos. Algunxs nos encontramos categorizadxs como administrativxs, otrxs tenemos un contrato precario que se renueva año a año con un salario que hoy día apenas roza los $100 por hora de trabajo (o sea, apenas nos alcanza para comprar, como diría Brandoni, ¡tres empanadas! ¡qué miseria!). Esto nos obliga a sobrecargarnos de actividades o en muchos casos a tener que dejar el trabajo que tanto nos gusta porque la situación se nos hace insostenible”.

En el comunicado firmado por el Colectivo denunciaron que el trabajo de tipo docente que se realiza desde la Subsecretaría debería reconocerse “con horas cátedra según el Estatuto que rige, efectivamente, en la misma Subsecretaría. Las pocas horas cátedra que hay son repartidas a dedo. Lejos de la mínima transparencia que aseguraría un concurso para adjudicarlas, se reparten arbitrariamente bajo criterios que, lejos de todo carácter público que le cabe a cualquier acción de gobierno, se deciden entre cuatro paredes y a espaldas de lxs trabajadorxs”.

Apuntando directamente a Lobo y Santilli, los sindicatos indagaron: “¿Dicen que no hay plata para destinar al Deporte? El circo que rodeará los JJOO no dejará lugar a dudas de que esa falta de presupuesto es una decisión política. Una decisión que, vale la pena repetirlo, sostiene con trabajadorxs precarizadxs las actividades deportivas y recreativas que día a día hacen la mayoría de lxs vecinxs de la Ciudad”.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?