OPINIÓN

Por qué los despidos en Télam además de injustos son ilegales

El Gobierno, que se jacta de dialoguista y de cumplir con las leyes, cometió muchas arbitrariedades en los despidos de 354 trabajadorxs de la agencia estatal de noticias. Aquí, la enumeración de por qué estamos frente a un acto ilegal.

José Cruz Campagnoli


Mientras la Selección Argentina de Fútbol se jugaba su continuidad en el Mundial de Rusia frente a Nigeria, el Gobierno nacional recurrió a una jugada sucia para embarrar aún más la cancha en el partido que está dando: el de implementar un plan de ajuste que golpea principalmente a lxs trabajadorxs. El martes, mientras Messi y la muchachada peleaban por la clasificación, el ministro Hernán Lombardi firmó los despidos de 354 trabajadorxs de la Agencia de noticias Télam.

No se trata de una decisión arbitraria: el FMI le indicó al gobierno nacional que debe ajustar para recibir dólares. El famoso achique del Estado, que ya sufrimos durante la Dictadura y en la década del ‘90, le tocó ahora a Télam. 

El mismo martes, en la redacción, lxs trabajadorxs se convocaron en asamblea. La imagen fue indignante: cientos de personas lloraban por la desazón que genera perder el empleo en un contexto de desocupación y recesión que abruma.

Lo llamativo es que este gobierno que se jacta de dialoguista y de cumplir con las leyes cometió muchas arbitrariedades en estos despidos. Acá, la enumeración de por qué estamos frente a un acto ilegal:

- Los despidos en Télam son nulos.
Télam no solicitó el Procedimiento Preventivo de Crisis obligatorio cuando se despide masivamente a más del 10 por ciento de los trabajadores (en el caso de empresas que tienen hasta mil empleados) o a más del 5 por ciento (para las empresas con más de 1000 empleados), como lo establece la Ley de Empleo 24.013. Hernán Lombardi tomó la decisión arbitraria de dejar en la calle a 354 trabajadorxs, que constituyen el 45 por ciento del personal de la Agencia de noticias estatal (la planta es de 878 empleadxs).

- Los despidos son discriminatorios.
Rodolfo Pousá, titular de la agencia de noticias, indicó que muchas de las desvinculaciones se debían a que un sector de lxs empleadxs tiene un “perfil muy ideológico”.  "Muchos de los paros que nos hicieron no tenían nada que ver con lo que ocurría con la agencia. Se sumaban a medidas de la CGT y la CTA sólo para confrontar con las autoridades", expresó. Esta situación se encuadra en el marco de la Ley 23.592 (artículo 1°), aplicable al fuero del trabajo, que penaliza los actos discriminatorios por motivos de raza, religión, posición económica o social, o ideología, como lo que manifiesta en este caso Pousá.

- Los despidos son injustificados.
Los trabajadores que son parte de la Planta Permanente de la empresa (con una resolución que así los designe) no pueden ser despedidos, salvo que la expulsión del trabajo sea con causa y con un previo sumario administrativo. En Télam, todxs lxs despedidxs pertenecen a la Planta Permanente, por lo cual deben ser reincorporadxs, respetando lo estipulado en la Ley Marco de Empleo Público (Ley 25.164).

- Los despidos son inválidos.
Lxs trabajadorxs que están de licencia por maternidad, enfermedad u otro motivo justificado no pueden ser despedidos según la citada Ley de Empleo Público. En Télam se despidió a mujeres embarazadas y trabajadorxs que están afrontando problemas de salud complicados. El Ministro no respetó los plazos: envió telegramas de despido sin esperar que esxs trabajadorxs se reincorporen a sus tareas.

Télam, uno de nuestros medios públicos por excelencia, es una agencia modelo que se reconfiguró para estar a la altura del sistema de medios a nivel mundial. Con trabajadorxs de la comunicación en todo el país, cumple un rol social fundamental: es clave en la federalización de la información.

Hoy, los empleados jerárquicos de la agencia no están yendo a trabajar. El Directorio se ausenta porque no puede dar la cara. La injusticia y la ilegalidad de este Gobierno quedan a la vista.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?