GRAVE

“Casi me linchan por mi pañuelo en favor del aborto legal, seguro y gratuito”

Una abogada fue insultada y seguida por un grupo de hombres que portaba una enorme cruz de madera. “Asesina, morite”, le gritaron los “pro-vida” a la mujer, por portar un pañuelo verde. Ocurrió en Recoleta, pero no fue un caso aislado.



Carla C. es abogada y tiene 33 años. Suele circular por la zona de Tribunales. Desde hace un tiempo, lleva un pañuelo verde atado en su cartera para mostrar que está a favor del aborto legal, seguro y gratuito. Por llevar el emblema verde, el viernes fue increpada por un grupo de militantes “pro-vida”: con gritos e insultos, la siguieron varios metros apuntándole con una gran cruz de madera. Fue a media mañana y en una zona muy circulada, pero nadie intervino.

“Salí de un bar sobre Riobamba y caminé por Santa Fe hacia Callao. Iba con mi pañuelo en la cartera, con los auriculares puestos y mirando el celular. No me percaté de que había un grupo manifestándose. Serían 12 o 15, frente a un edificio donde supuestamente se practican abortos clandestinos. Entre ellos había uno tipo con una cruz de madera como de un metro. Pasé por ahí como paso por cualquier tumulto, pero uno de ellos se me cruzó, se me paró adelante y me empezó a insultar. ‘Asesina, morite’. Me siguieron insultando hasta que llegué a Callao. Dos o tres de ellos me seguían, casi apoyándome la cruz de madera en la espalda”, relató Carla, en diálogo con Nueva Ciudad.

“La gente miraba, pero nadie hizo nada. Apenas llegué a Callao pasó un 39 y casi me tiré para subirme”, contó. En el colectivo, apenas se calmó, escribió en su cuenta de Twitter: “Un grupo pro aborto clandestino de unas 15 personas (con una cruz de madera de un metro incluida) en Av. Santa Fe y Riobamba casi me lincha por mi pañuelo en favor del Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Son así, pacifistas...”. Así trascendió la agresión que sufrió, que no fue un caso aislado.

La semana pasada se conoció el caso de una joven perseguida y golpeada en San Fernando, en la terminal del colectivo 343. La víctima llevaba su pañuelo verde y salía de una reunión de militancia feminista cuando dos hombres comenzaron a seguirla e insultarla. En un momento, uno de ellos tironeó su pañuelo y la golpeó. La mujer corrió y gritó, y la intervención de un grupo de choferes le permitió huir.

Sin llegar a la agresión física, son múltiples los casos de agresiones verbales relatados en las redes sociales. La actriz Verónica Llinás, por caso, dio cuenta de un episodio en CABA: “En Plaza Vicente López, una pareja con dos hijos me increpó a los gritos: ¿A cuál de los dos querés que mate?”.



Las denuncias se replicaron también en distintas provincias. Uno de los últimos casos conocidos ocurrió en Mendoza, donde una estudiante de 20 años fue atacada violentamente el sábado pasado. “Cuando iba costeando la plaza noté que me seguían cuatro personas, dos varones y dos mujeres”, contó Micaela Tapia al portal mendocino VCF. Y continuó: “Yo estaba asustada, resignada, ellos trataban de sacarme la mochila a lo que yo no me resistía porque seguía pensando que se trataba de un robo. Mientras me pateaban arrancaron el pañuelo de la mochila y comenzaron a gritarme que ellos estaban ´a favor de la vida´, ´ojalá algún día te violen´, ´puta´, ´asesina´. Y se fueron corriendo con mi pañuelo verde”.

Las agresiones se potenciaron después de la media sanción de la legalización del aborto en Diputados. Y, a la vez, la cantidad de pañuelos verdes en la vía pública, atados en carteras y mochilas no para de multiplicarse desde entonces.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?