JUDICIALES

Caso Nehuén: el fiscal pidió sólo tres años para el policía que lo mató y se pospuso la sentencia

El policía metropolitano Daniel Castagnasso atropelló y mató a Nehúen Rodríguez, de 18 años, en Barracas. Pese a la versión policial, en el juicio se demostró que el patrullero iba sin sirenas, a gran velocidad y cruzó en rojo. El próximo 27 se conocerá la sentencia.



El juicio al policía metropolitano que atropelló y mató a un adolescente en Barracas llegó al tramo final. Si bien hoy debía conocerse la sentencia, la audiencia final se pospuso hasta el próximo 27 de marzo. En la instancia de alegatos, el fiscal dio por probado y planteó como agravantes que el agente pasó en rojo, sin sirenas y a alta velocidad. Pero consideró como atenuante que asistía a un llamado al 911. Por eso, pidió una pena de sólo tres años de cárcel para el acusado. Es decir, una pena excarcelable.

La querella, en cambio, solicitó cuatro años y medio de cárcel por homicidio culposo (para este delito corresponden penas de dos a cinco años). “El fiscal consideró como atenuante que acudían a un llamado al 911, pero iban sin sirenas y en código 2 (cuando no es una emergencia urgente). No tiene sentido”, analizó Roxana Cainzos, mamá de la víctima, en diálogo con Nueva Ciudad.

“Ahora hay que esperar. Fue duro el proceso. Nunca antes había estado en un juicio. Es todo muy técnico, no es humano. Parece que hablaran de autos que chocan solos, sin gente”, expresó la mujer, quien encabezó la búsqueda de justicia luego de que su hijo Nehuén Rodríguez, de 18 años, fuese atropellado el 15 de diciembre de 2014 por un patrullero conducido por el oficial Daniel Germán Castagnasso, de la Policía Metropolitana.

En el juicio que está a punto de terminar, Castagnasso fue el único acusado. Pero él no viajaba solo en el móvil que atropelló y mató a Nehuén. En el asiento del acompañante iba el subinspector José Daniel Soria Barba, quien declaró como testigo. A raíz de las pruebas reunidas, el fiscal solicitó que se lo investigue por presunto falso testimonio. Soria había declarado que él activó la sirena, pero según el resto de los testigos e incluso a partir de un archivo de audio, el patrullero Ford Ranger iba sin sirenas.

Afuera, en la puerta del Tribunal Oral Criminal Nro. 4, organizaciones sociales, familiares de otras víctimas, amigos y vecinos acompañaron la lucha de la campaña “Justicia por Nehuén”, con radio abierta y transmisión en vivo de la lectura de alegatos. El próximo 27, a partir de las 9, se concentrarán para conocer la sentencia.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?