CIUDAD

Larreta oficializó el traslado de la cárcel de Devoto a la sede de Marcos Paz

Los 1800 internos del penal terminarán de ser trasladados a un nuevo establecimiento en septiembre de 2020. El nuevo lugar tiene una superficie cubierta de 65.653 m2 en un predio de 120 hectáreas.


El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, junto al ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, anunciaron hoy el traslado de la cárcel al complejo penitenciario de Marcos Paz, luego del histórico reclamo de los vecinos del barrio. "Hoy es un día histórico porque el traslado de la cárcel era un reclamo que me hacían cada vez que venía al barrio y hoy, trabajando junto al gobierno nacional, lo concretamos", dijo Larreta en el acto realizado en la puerta del penal.

Además, resaltó que "en ningún lugar del mundo hay una cárcel dentro de la ciudad". El Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, más conocido como la Cárcel de Devoto, es el último gran establecimiento carcelario que queda en la Capital Federal.  

Garavano aseguro además que “la construcción del nuevo complejo permitirá abordar de mejor manera el tratamiento de las personas privadas de su libertad y facilitar su reinserción social”. Los 1.800 internos del penal van a ser llevados a un nuevo establecimiento anexo, en un predio de 120 hectáreas. El traslado de los últimos internos va a finalizar en septiembre de 2020. 

El terreno liberado será destinado a generar más espacios públicos en la Ciudad. El 65% del terreno liberado va a usarse para la creación de espacios públicos, mientras que el 35% restante será utilizado para la construcción de viviendas.

La cárcel fue inaugurada en 1927 en terrenos donados por la familia Visillac. Nació como prisión para contraventores que recibía condenados por ebriedad o vagancia. Poco después, empezó a alojar procesados. Y en 1957 pasó a depender del Servicio Penitenciario Federal. En 1978 se produjo el motín más trágico de la Argentina, llamado "Motín de los colchones" en el cual entre 60 a 65 internos perdieron la vida por asfixia, quemaduras o fueron baleados y 85 resultaron heridos debido a la combustión generada por la quema de colchones. 

La cárcel también funcionó como centro clandestino de detención y torturas entre 1976 y 1983. Fue una de las que se utilizaron para alojar en forma ilegal a miles de detenidos, siendo sometidos a torturas y en muchos casos asesinados o desaparecidos. Por allí pasaron unas mil doscientas personas que luego fueron "blanqueadas" para ocultar ante la comunidad internacional el plan sistemático de desaparición de personas. 

Siempre fue un problema para los vecinos de Villa Devoto ya que es un espacio amurallado y de máxima seguridad, delimitado por las calles Bermúdez, Nogoyá, Desaguadero y Pedro Lozano. Durante décadas, los gobiernos nacional y porteño iniciaron proyectos para tratar de avanzar en el traslado de la cárcel, en respuesta al reclamo histórico de los vecinos que piden su cierre.    

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?