ECONOMÍA

Crece el alquiler de locales comerciales en la Ciudad

En la nueva normalidad inmobiliaria hay marcas que se asocian para compartir gastos y negocios en galerías que se utilizan como punto de retiro. Los rubros que más se abren son de alimentos.


Después de varios meses de crisis profunda para los comerciantes de la Ciudad de Buenos Aires, el panorama comienza a mejorar. Pese a que la facturación en la mayoría de los rubros sigue estando por debajo de la del año pasado, muchos de los locales que habían quedado vacantes comenzaron a ver nuevos inquilinos.
 
En avenida Cabildo, en el barrio de Belgrano, cerraron definitivamente unos 80 locales durante la cuarentena. De ese total, ahora, ya hay unos 25 que volvieron a funcionar. “Entre un 30% a 35% se volvió a ocupar con otros comerciantes y rubros, como dietéticas, golosinas al por mayor, etc”, aseguró a Ambito.com Osvaldo Distéfano, presidente del Centro Comerciantes de Belgrano. De todas maneras, reconoce que la situación para el comercio en general está difícil. “Hay muchos que apenas cubren sus costos fijos mensuales (alquiler, expensas, impuestos, salarios de empleados, cargas sociales, luz, gas), por lo que hay un escenario muy complejo para los próximos meses dado que muchos siguen resistiendo para no cerrar”, agregó.
 
Las grandes avenidas de Belgrano, Palermo y Recoleta muestran una mejora en la demanda de alquileres comerciales. De todas maneras, todavía hay áreas, especialmente del micro y macrocentro, que sin turistas ni oficinistas están atravesando una crisis muy profunda y no saben cuándo se volverá a reactivar.
 
“En las galerías comerciales, que atravesaron momentos muy difíciles en la cuarentena, ahora se evidencia un mayor interés por los alquileres; esto se debe a los cambios en los hábitos de consumo”, aseguró a Ambito.com Fabián Castillo, presidente de Fecoba. Con el boom del comercio online, hay rubros que migraron de los locales a la calle directamente a la nube, y muchos que bajo esa nueva modalidad optaron por alquilar en las galerías, por ser espacios más económicos y dónde pueden funcionar, por ejemplo, como puntos de retiro.
 
Los cambios en el comercio también llevaron a nuevas transformaciones de las marcas y los espacios que habitan. “Hay muchos comerciantes también que se están asociando, por ejemplo, de ropa y calzado, entonces así se dividen los gastos que representa un local. Como esto está sucediendo cada vez más, le estamos pidiendo al Gobierno que se puedan ampliar los rubros sin tener que hacer una nueva habilitación”, agregó Castillo.
 
De acuerdo a datos recientes del Colegio Inmobiliario de la Ciudad (CUCICBA), la cantidad de nuevos contratos de alquiler comercial se ubicó en torno al 10% durante el mes de noviembre. Además, aseguraron que durante los últimos cuatro meses ya se vieron más contratos locativos que rescisiones.
 
Más allá de este revivir de los alquileres, los especialistas consultados coinciden en la necesidad de que los comerciantes obtengan una moratoria para el pago de las deudas generadas durante el año, mayor financiación y créditos para las pymes.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?