NI UNA MENOS

Proponen crear una casa-refugio por comuna para víctimas de violencia de género

Estarían dispuestos en inmuebles vacíos denominadas herencias vacantes en la Ciudad. Si bien eCIMs en la Ciudad, estos no son suficientes.


Durante la cuarentena se duplicaron los llamados a la línea 144 de la Ciudad para denunciar violencia de género, es que el encierro durante la cuarentena implica, en muchos casos, la convivencia con una pareja agresora.
 
La dirigente del MST-FIT Unidad, Celeste Fierro presentó un proyecto en la Legislatura porteña para que se instale una casa refugio por comuna en los inmuebles vacíos denominadas herencias vacantes en la Ciudad de Buenos Aires.
 
“La curva que no se aplana es la de femicidios. Sumado a los obstáculos de la burocracia policial y judicial, el hecho de que las víctimas de violencia no cuenten con un lugar seguro en donde refugiarse, desalienta incluso a hacer la denuncia, para evitar el agravamiento de la violencia al volver al domicilio. Por eso proponemos la apertura de al menos una casa-refugio transitoria en cada Comuna porteña. No sólo es posible, sino más que necesario”, explicó Fierro.
 

“Se estima que hay unos 7.000 inmuebles de herencias vacantes, mientras la ONU recomienda una casa de acogida cada 10.000 habitantes. ¿Realmente es imposible destinar mínimamente 15 inmuebles para prevenir femicidios? Como detallo en el proyecto, la diferencia entre lo necesario y lo existente es abismal y marca un déficit muy grave en las políticas del Gobierno en cuanto a la prevención de la violencia de género”, dijo la dirigente.
 
La Dirección General de la Mujer del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a través del Programa Atención Integral a las Víctimas de Violencia Doméstica y Sexual cuenta con quince Centros Integrales de la Mujer (CIM). Los CIM son espacios de atención integral donde las mujeres pueden acudir para obtener información y asesoramiento sobre sus derechos, como así también las herramientas necesarias para hacer frente a situaciones de violencia y lograr su empoderamiento. En los centros se cuenta con atención psicológica individual, grupal, asesoramiento y patrocinio jurídico, y un área de atención social.
 
Según la ley 5466 sancionada en 2015 debe haber un CIM por comuna. Esto se logró recién en 2018, luego de largas luchas y reclamos del movimiento de mujeres y de las organizaciones sociales, finalmente en la mayoría de las comunas hay un CIM.
 
En la Comuna 15 funciona el CIM “Fenia Chertkoff”, ubicado en Bonpland 723, en el barrio de Chacarita, pero está resultando insuficiente como espacio de atención y abordaje para el conjunto de problemáticas que se presentan en los distintos barrios de la comuna vinculadas a la violencia de género. “El horario acotado (de 8 a 15 horas, de lunes a viernes) dificulta y en muchos casos imposibilita el acercamiento por parte de aquellas mujeres que se encuentran siendo víctimas de violencia de género en el interior de sus hogares, y así tornar efectivos los derechos promulgados”, explica la comunera del Frente de Todos Nancy Bolaño, que tiene a su cargo el área de Genero, Diversidad y Derechos Humanos de la Junta Comunal 15.
 
“A esto se suma que en la actualidad solo funcionan los CIM de ONG’s tercerizadas que poseen convenios con el Gobierno de la Ciudad. A su vez, dadas las dimensiones de la Comuna 15, resulta necesario que se evalúe la posibilidad de establecer otro punto de atención que refuerce la tarea encomendada a ese centro. Urge multiplicar los mecanismos y equipos de abordaje”, continúa Valentina Gleyzer, coordinadora de la Comisión de Genero del Consejo Consultivo Comunal 15.
 
“Esto deja a la luz la falta de perspectiva de género del Gobierno de la Ciudad a la hora de invertir en obra pública. Esto es muy fácil observarlo al recorrer los barrios populares y conversar con las mujeres que día a día padecen violencia doméstica en sus hogares”, declara Flavia Vitale, referente sobre violencia de género de la agrupación Reconquista.
 
El contexto actual de aislamiento preventivo, social y obligatorio derivó en un aumento de las denuncias de violencias por motivos de género. El correlato es una disminución presencial de los recursos disponibles para las mujeres y diversidades que, en el marco de la emergencia sanitaria, atraviesan estas situaciones, motivo por el cual el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación reforzó los mecanismos, dispositivos y acciones extraordinarias a nivel nacional para garantizar la atención de las personas en situación de violencia por motivos de género en el marco de la Emergencia Sanitaria.
 
“Consideramos que el Gobierno de la Ciudad debe poner en agenda una respuesta inmediata a la grave situación que atraviesan las mujeres en nuestros barrios, sobre todo en este contexto de pandemia, fundamentalmente las que no cuentan con un espacio habitacional adecuado debido a la falta de inversión en planes de viviendas sociales y al desmantelamiento que vienen haciendo con los programas y subprogramas de asistencia y asesoramiento a mujeres víctimas de violencia de género en la Ciudad de Buenos Aires”, expresa Bolaño.
 
“Es imprescindible que se tome conciencia de la gravedad y desesperante situación de las vecinas de nuestra comuna, que se gestione de manera responsable y en favor de las necesidades de nuestro territorio. Mientras tanto y hasta que no dejen de maltratarnos seguiremos gritando Ni Una Menos en nuestros barrios”, cierran las referentes de Género de la Comuna 15. 


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?