POLÍTICAS SOCIALES

Lammens intervino para que Edesur le devolviera la luz a un club barrial de Bajo Flores y pudiera reabrir

Más de 600 chicos y chicas de la ex villa 1-11-14 practican deportes en el club. El lunes 30, con una millonaria deuda acumulada, Edesur cortó el servicio y obligó a cerrar. Tras la intervención del Ministerio de Turismo y Deporte de la Nación, volvió a funcionar.



El Club Dirección Autárquica de Obras Municipales (DAOM) del Bajo Flores, que brinda contención social a chicos y chicas del lindero barrio Padre Rodolfo Ricciardelli -antes conocido como barrio 1-11-14- terminó el año pasado de la peor manera: ante una deuda millonaria, Edesur cortó el servicio y retiró el medidor, por lo que tuvo que cerrar. El caso llegó al Ministerio de Turismo y Deporte de la Nación, a cargo de Matías Lammens, que intervino para que con el nuevo año Edesur devolviera la luz. Así, el club barrial pudo reabrir.

"Nuestra prioridad será el fortalecimiento de los clubes de barrio y la iniciación deportiva, sobre todo en un contexto de 40% de pobreza. Estamos convencidos de que son una herramienta fundamental de inclusión y oportunidades para el desarrollo de los chicos y chicas de todas las regiones del país. Por eso vamos a apoyarlos desde el primer momento”, manifestó Lammens. Y remarcó que “en este contexto de vulnerabilidad social, los clubes de barrio cumplen un rol fundamental. Tenemos que aprovechar esa infraestructura pública no estatal que representan y su territorialidad en todo el país".

Se trata de un club fundado en 1927 por los empleados y obreros de la Sección Conservación y Tranvías de la Municipalidad de Buenos Aires, donde más de 600 socios practican rugby, hockey, béisbol, voley y patín, entre otras disciplinas. Además, funciona una colonia de verano. "Las facturas son de 120 mil pesos mensuales y la deuda acumulada es de más de 3 millones. Impagable para un club de barrio que se maneja con el escaso aporte de los socios a través de la cuota", sostuvieron las autoridades de la institución, que no tiene tarifa social.

La intervención estatal fue clave para el DAOM, con sede Varela 1802. Según consignó Telefé Noticias, la gestión de Lammens se puso en contacto con las autoridades del club y con la empresa Edesur y logró destrabar el conflicto.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?