COMUNA 6

Osvaldo Balossi: “Es menester tener una mirada de género y diversidad de cara al barrio”

Presentamos a Osvaldo Balossi, comunero por el Frente de Todos en la Comuna 6.


Osvaldo Balossi milita en La Cámpora, el martes asumió su segundo mandato como miembro de la Junta Comunal 6, el barrio de Caballito. En diálogo con Nueva Ciudad contó cómo llegó a la política, cómo está la Comuna 6 y qué proyectos tiene para la misma.
 
¿Cuál es tu trayectoria política y social? ¿Cómo llegaste a la política?
En mi familia la tradición militante nace con mi abuelo paterno, Osvaldo Balossi. Por él y gracias a él toda mi familia es peronista. Con estos antecedentes podemos decir que el peronismo y la militancia están en mi ADN.
Mi papá, Oscar, también peronista por supuesto, tuvo durante muchos años en el garage de su casa en Villa Lugano la Unidad Básica “Evita Vive”. Allí transcurrieron mis primeros pasos en la militancia, acompañando a mi viejo a hacer pintadas, volanteadas, preparando café los domingos de elecciones para los fiscales, etc.
Luego, ya en el colegio secundario armamos el Centro de Estudiantes. Fue algo muy importante para quienes lo hicimos porque no existía el Centro, así que lo tuvimos que armar desde cero. Lo recuerdo como una gran experiencia. Tenía apenas 16 años. Estamos hablando del año 2001 y todo lo que sucedió ese año en nuestro país me encontró militando en mi colegio.
En 2002 terminé la secundaria y en 2003 arranqué el CBC. Por supuesto que también me sumé a militar. Pero ya para ese momento la militancia política comenzaba a tomar otra forma para mí: no sólo la coyuntura, el entorno novedoso, la diversidad de agrupaciones que existían en la Facultad; también las discusiones con compañeros/as de cursada profundizaron mi compromiso. Ya era claro que la política era una elección de por vida, una manera de vivir para mí.
En 2004 sucede la tragedia de Cromañon, ese hecho me marcó para siempre. Comprendí que tenía que profundizar mi compromiso político aún más, pero no encontraba un espacio donde militar. Sin embargo, el Gobierno de Néstor Kirchner comenzaba a mostrar una lógica distinta, con señales claras y contundentes de que era algo distinto. Entonces, junto con otros/as compañeros/as empezamos a pensar en la idea de “armar algo” en sintonía con eso que se estaba gestando.
Poco tiempo después nos convocan a una reunión y esa sería una de las primeras de lo que después, junto a otras agrupaciones, sería La Cámpora. Militamos algunos años en la Facultad de Ciencias Sociales donde fundamos la agrupación “La PR” que más tarde sería “La Cámpora Sociales”. Ahí se puede decir que surge mi militancia explícitamente orgánica: con el armado, allá por el 2007, de La Cámpora. El 2008 nos encontró defendiendo al gobierno de Cristina del intento destituyente por parte de las patronales del agro. Ese año fue un punto de inflexión en muchos sentidos, pero creo yo, lo fue sobre todo para la militancia del campo nacional y popular.
A todo esto y paralelamente, militábamos territorialmente en Villa Lugano. Pero en 2010 comencé a construir políticamente en Caballito. Después de casi diez años de militar en la Comuna 6, estamos muy orgullosos y orgullosas de poder sostener con fuerte presencia, cinco Unidades Básicas de La Cámpora en el barrio.
En 2015 asumo mi primer mandato como comunero y en las elecciones de este año renové mi mandato. Lo importante de estas últimas elecciones es que el desempeño electoral del Frente de Todos fue muy bueno, ya que esta vez gracias a los resultados obtenidos, ingresamos dos comunerxs.
 
 ¿Cómo ves a tu Comuna en este momento?
La Comuna 6 es una de las pocas comunas de la Ciudad que es una Comuna-Barrio, quiero decir que la Comuna 6 está conformada solo por el barrio de Caballito. Estamos hablando de unas 167.276 personas viviendo en suelo caballitense según datos del último censo nacional 2010.
El nivel de instrucción y de ingreso supera a la media de la Ciudad, y gran parte tiene acceso a cobertura de salud por obra social o prepaga. Al mismo tiempo si tenés en cuenta que el 61% de la población es dueña de su casa y un 31% alquila, podríamos decir entonces que la mayoría de los vecinos y vecinas de Caballito integran las denominadas “clases medias” urbanas. La importante actividad comercial -hoy en día muy golpeada por la política económica que ejecutó Macri-; la actividad bancaria que se desarrolla en varias zonas del barrio; el nivel edilicio y la importante presencia de automóviles particulares de mediana y alta gama dan cuenta de esto.
Esta composición social muestra que estamos frente a una comuna que podríamos definir de clase media, con la complejidad que eso conlleva. Lo que la vuelve similar a muchas otras comunas es que son familias trabajadoras, profesionales, estudiantes, de jubiladas y jubilados. Estos son los sectores que tenemos que seguir interpelando para construir una fuerza política de verdadera oposición en la Ciudad, debemos buscar la manera de representar sus necesidades, deseos, esperanzas y expectativas.  Creo sinceramente que Alberto Fernández manifiesta la voluntad de nuestro espacio político en la ciudad de trabajar en eso: ser una oposición contundente a Horacio Rodríguez Larreta. En ese sentido, humildemente podemos decir que lo venimos haciendo en Caballito y que Larreta en este barrio no ha podido avanzar como esperaba o como ha intentado.
Caballito también es un barrio donde miles de familias vienen a pasear y hacer deportes en sus parques y plazas, a trabajar en alguna feria o a pasear por la avenida Rivadavia. Es un barrio aspiracional, mucha gente que no nació en el barrio lo elige para formar una familia, para vivir con amigxs, para jubilarse. Sus características de entorno, transporte y accesibilidad lo vuelven un barrio muy destacado y deseado: es uno de los centros de trasbordo más importantes de la Ciudad por el que transitan miles de personas a diario. Esto se combina con sectores del barrio tranquilos, con una arbolada hermosa, bodegones y comercios familiares. Al norte de la avenida Avellaneda hay mucha identidad barrial, donde Ferro juega un papel preponderante en lo social, lo deportivo y lo familiar.
La diversidad de Caballito lo vuelve algo único: conviven en él centros comerciales con sectores sumamente tranquilos de casa bajas, cuadras empedradas que aún resisten, la identidad de sus clubes de barrio, la profunda y diversa actividad cultural.
Sin embargo, Caballito no ha permanecido exento del impacto de las políticas de ajuste llevadas a cabo por Cambiemos en la Ciudad, que impactaron negativamente y de manera sostenida durante los últimos doce años.  No hay que olvidar que Macri gobernó la Ciudad durante los periodos presidenciales de Cristina (2007 - 2015), esto significó, neoliberalismo en la ciudad pero mercado interno y ampliación de derechos a nivel nacional. Pero desde el 10 de diciembre de 2015 cambió el escenario con Macri accediendo a la presidencia y Cambiemos que continuó gobernando la ciudad. La caída de los salarios, los tarifazos, la desaparición de la demanda y el miedo al desempleo se combinaron con un endeudamiento familiar y personal en ascenso.
La crisis económica macrista en Caballito acabó con cientos de comerciantes y familias durante estos últimos 4 años. Los préstamos personales y sobretodo los créditos UVA condenaron a miles de familias a un endeudamiento muy difícil de afrontar. Una empresa puede quebrar, llamar a convocatoria de acreedores y repartir su capital para saldar sus deudas; una familia no puede declararse en quiebra, esa familia queda condenada de por vida a pagar una deuda usurera.
Tenemos mucho trabajo por hacer en Caballito.
 
¿Cuáles son tus proyectos para la Comuna?
Nuestro barrio tiene problemas que datan de varios años. Uno muy importante, por ejemplo, es la falta de espacio verde, ya que el nuestro es uno de los barrios más densamente poblados de la Ciudad y uno de los que menos espacio verde tiene por habitante. Proponemos, en este sentido, la construcción de un gran parque público en terrenos donde Horacio Rodríguez Larreta quiere construir un emprendimiento inmobiliario. Algo que debiera ser bastante sencillo: teniendo en cuenta los millones de pesos que se gastan en obras de maquillaje, construir un parque es una inversión y una solución para miles de vecinxs del barrio. Sin embargo, para el Jefe de Gobierno es más importante beneficiar a la especulación inmobiliaria y regalar un negocio millonario. Es así que sólo gracias a la organización y resistencia vecinal se pudo frenar esta iniciativa, al mismo tiempo que impulsamos el proyecto para la construcción del Parque Ferroviario Caballito.
Otro problema que padecen las familias en nuestro barrio es la inexistencia de los jardines llamados “maternales” de carácter estatal (públicos y gratuitos) a los que puedan acceder niños y niñas a partir de los 45 días de edad. Simplemente no hay. Entonces las familias se encuentran en una situación muy difícil porque deben afrontar el gasto de manera privada, sea contratando personal que cuide en el espacio doméstico de las criaturas, o indefectiblemente ingresar al sector privado. Es injusto para aquellas familias que no pueden solventar el gasto. Es el Estado el que debiera garantizar este derecho. Queremos generar los mecanismos necesarios para que eso suceda. Es una demanda concreta que necesita solución.
Otra propuesta que tenemos para la Comuna es la creación de un Área de Asesoramiento para Inquilinos/as. Es muy alta la tasa de personas que necesitan acceder a un alquiler para poder tener un hogar. Hoy por hoy esas personas se encuentran desamparadas frente a un mercado inmobiliario que no contempla la facilidad de accesibilidad a las propiedades en alquiler.
Y por último, necesitamos fomentar la participación ciudadana en órganos de participación como ser el Consejo Consultivo de la Comuna  y fomentar al mismo tiempo la cercanía de los y las comuneras con los y las vecinas del barrio. Porque es menester tener una mirada de género y diversidad de cara al barrio; pensar en las necesidades y derechos de las juventudes que lo habitan; y tratar con seriedad muchos otros temas que no dejan de ser relevantes y problemáticos en los que existen sujetos que ven vulnerados sus derechos, como son las personas en situación de calle que se encuentran abandonadas por el Gobierno de la Ciudad, la problemática del transporte ineficiente, el avance del estacionamiento medido y pago que pretende extender Horacio Rodríguez Larreta, entre otros temas.
En todas estas cosas estamos pensando, trabajando y avanzando.



COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?