SALUD Y DERECHOS

La oposición impugnó la ley de residentes: “En estas condiciones no puede ser promulgada”

Los diputados y diputadas firmantes plantearon “impugnar la votación que se llevó adelante por tener graves defectos que vician su resultado”, en referencia a la represión durante la sesión del jueves y el impedimento a los opositores de regresar al recinto para votar.



No fue la primera vez que una ley del larretismo se votó en un marco represivo. Pero la aprobación del nuevo régimen de residentes y concurrentes se dio además en un contexto inédito: con siete legisladores de la oposición retenidos por las fuerzas policiales e impedidos de retornar al recinto, tras haber salido para intentar frenar la violencia. Por eso, diputados opositores presentaron una impugnación: advirtieron que la aprobación se encuentra “gravemente viciada”  y que la ley “en estas condiciones no puede ser promulgada”.

Así lo difundió este lunes la legisladora del FIT Myriam Bregman, una de las firmantes de la impugnación junto a sus pares Gabriel Solano y Laura Marrone, así como legisladores de Autodeterminación y Libertad: Fernando Vilardo y Marta Martínez.

En el escrito, los legisladores firmantes denunciaron “los gravísimos hechos ocurridos” durante el tratamiento del proyecto de ley que movilizó a toda la comunidad de residentes y concurrentes porteños, que hoy continúan de paro y convocaron a concentrarse ante la jefatura de Gobierno. Los diputados y diputadas firmantes plantearon “impugnar la votación que se llevó adelante por tener graves defectos que vician su resultado”.

Así, se refirieron no sólo a que “se reprimió en la puerta de la Legislatura a los médicos, concurrentes y residentes que se movilizaron sino que además “se sucedieron hechos de una gravedad inusitada”. En concreto, los legisladores Bregman, Victoria Montenegro, Leandro Santoro, Javier Andrade, Solano, Vilardo y Martínez fueron “impedidos de ingresar al recinto justo en el momento en el que se votaba la norma”. Incluso, Montegenro y Bregman estaban anotadas para hacer uso de la palabra, algo que les impidieron cumplir.

“En síntesis, a quienes nos oponíamos a la sanción de esta ley se nos impidió el uso de la palabra y se nos negó el ingreso al recinto”, concluyeron los opositores, y agregaron que diputados que sí se encontraban en el recinto y votaron en contra del proyecto denunciaron que sus votos no fueron registrados. Por todo esto, se impugnó la votación y se pidió “abstenerse de remitir la norma al Poder Ejecutivo ya que en estas condiciones no puede ser promulgada”. Pidieron, también, que se convoque a las comisiones involucradas para determinar cómo seguir el trámite de la norma, “declarándose por tanto en forma urgente la invalidez de la sanción de esta ley por los gravísimos vicios y hechos denunciados”.


COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?