PIDEN LA REAPERTURA DE LA CAUSA POR ABUSO SEXUAL A LA MENOR

Marcha en la Ciudad en repudio a un nuevo fallo patriarcal: “Condenando a Flavia, nos condenaron a todes”

Flavia Silvana Saganias denunció al abusador de su hija por redes sociales, su madre y hermano incendiaron la casa del agresor y lo apuñalaron. Un jurado popular condenó a Flavia por instigar los delitos. La causa por abuso sexual contra la menor fue archivada.

Los feminismos del país se organizan para repudiar masivamente la condena de los tribunales cordobesas de Cruz del Eje a Flavia Silvana Saganias, madre de cinco hijes y quien fue condenada a 23 años de cárcel. En la Ciudad de Buenos Aires se organiza una movilizacón a la Casa de Córdoba, en Callao 332, el próximo 4 de diciembre a las 18.

“Entendemos a este caso como paradigmático, un caso explícito de justicia patriarcal, volviendo a la víctima en victimaria”, comienza la convocatoria porteña. “Flavia representa a todas aquellas personas que ante un sistema judicial ineficiente, que revictimiza a les sobrevivientes y pone en duda su palabra, dejando en libertad a violentos, abusadores y pedófilos, buscan advertir a la sociedad, buscando contención mediante las redes sociales”, agregaron.

Los hechos

Todo comenzó en 2017 cuando Flavia decidió denunciar por redes sociales a su ex pareja Gabriel Fernández por abusar sexualmente de su hija de seis años. La niña comenzó a tener pesadillas y a manifestar cambios en sus relaciones personales, según consignó el portal Feminacidas. Flavia realizó la denuncia pero como suele suceder el procedimiento no fue el correcto.

La policía allanó su casa y las llevó al polo de la mujer en Córdoba para las primeras pericias. “La nena se puso muy nerviosa y le agarró un ataque de nervios. No se dejó revisar”, cuenta Paula Rodríguez, trabajadora social, en diálogo con Feminacida. Y agregó: “La cámara Gesell se llevó adelante solo con una entrevista corta con una psicóloga, que ni siquiera era especialista y que interrogó a la niña”. Esta misma psicóloga fue la que resolvió que no había nada que indicara que hubo un abuso. Por este motivo, el juez desestimó la denuncia y archivó la causa.

Ante a desidia y al falta de respuestas del Estado, Flavia decidió alertar en Facebook que había un abusador suelto en Capilla del Monte y publicó la dirección de su ex pareja. La madre y hermano de Flavia se presentaron en la casa del acusado de abuso y la prendieron fuego. También golpearon y apuñalaron a Fernández que quedo 12 días internado. Flavia se entera de todo al día siguiente cuando al Policía ingresa a su domicilio para un allanamiento.

Sin embargo, Fernández la denunció tanto a ella como a su hermano, Emiliano Saganía, y su madre, Graciela Bonifacio. Les tres están imputados por cuatro delitos: tentativa de homicidio doblemente agravado, abuso sexual altamente ultrajante, privación ilegítima de la libertad e incendio.

La trabajadora social que acompaña a Flavia, entre otras organizacines feministas, asgura que “en los medios de acá tratan de pintar a Flavia como una madre vengativa y no es así. Es una luchadora que está a cargo de cinco hijxs y que lleva desde hace dos años a su hija a terapia para poder empezar a sanar”. Y detalla que “es un pueblo chico, en muchos aspectos cerrado y católico. No hay especialistas en la zona ni contención y eso hace que lxs niñxs sean revictimizadxs una y otra vez”.

En simultáneo con la injusta condena de Flavia, la niña, quien recibió durante meses asitebncia y terapia, pudo contar lo que le ocurrió en 2017 por lo que se solicitó el desarchivo de la denuncia realizada en su momento en Cosquín. Flavia fue condena a más de veinte años, “23 años no le dan ni a un violador”, sentenció Rodríguez.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?