INUNDACIONES

A fin de mes comenzará a funcionar el túnel aliviador del arroyo Vega

Conectaron el tramo del segundo emisario del arroyo Vega que evitará inundaciones en trece barrios. Además, reabrió al tránsito la avenida Elcano, entre Zapiola y Freire, donde estaba el obrador.


A fines de mes comenzará a funcionar el túnel aliviador del arroyo Vega. En estos días terminó la construcción de su segundo tramo y la semana pasada conectaron los dos conductos que se hicieron. Además, reabrió al tránsito la avenida Elcano, entre Zapiola y Freire, que estuvo cerrada ocho meses por la colocación del obrador. El próximo paso será realizar pruebas de impermeabilidad, con vistas a la habilitación del sistema que busca evitar inundaciones en trece barrios de la Ciudad.
 
El arroyo Vega atraviesa la Ciudad de Oeste a Este hasta desembocar en la Costanera Norte. Cuando llueve mucho, su cuenca y su primer emisario -construido en la década de 1940- desbordan e inundan las calles de los barrios de Núñez, Belgrano, Coghlan, Villa Urquiza, Colegiales, Villa Ortúzar, Villa Pueyrredón, Parque Chas, Agronomía, Chacarita, La Paternal, Villa del Parque y Villa Devoto, informa Clarín.
 
En 2017, se comenzó a excavar un segundo emisario. La obra, que estuvo a cargo del Ministerio de Desarrollo Urbano de la Ciudad, se desarrolló en dos etapas. La primera se hizo con la tuneladora Elisa, la máquina excavó 5,9 kilómetros desde Costanera Norte, por debajo de la calle La Pampa, hasta Victorica, en Parque Chas.
 
La segunda etapa, recién finalizada, consiste en un segundo tramo de 2,5 kilómetros. Su construcción se hizo con una tuneladora operada en forma remota y que usó el método "pipe Jacking": a medida que excavaba iba instalando las tuberías sin necesidad de abrir zanjas. El túnel empieza en Helguera y Nueva York, que con 27 metros es el punto más alto de la Ciudad, y se extiende por esta última calle hasta su intersección con avenida Victorica. El agua caerá por gravedad hasta un pozo de descarga ubicado en Costanera Norte. La semana pasada realizaron la conexión de ambos conductos para conformar un solo túnel, de 8,4 kilómetros.
 
El sistema, que costó US$ 298 millones, también incluye 9,4 kilómetros de ramales secundarios. Ya se hicieron pruebas de llenado del pozo de descarga. Y ahora empiezan las pruebas de impermeabilidad del túnel. Según el Gobierno porteño, el aliviador estará operativo a fines de octubre y soportará hasta 81 milímetros de lluvia fuerte constante a lo largo de dos horas.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?