HABÍA SIDO ENUNCIADO EN 2016

Tras una larga lucha de las trabajadoras, un sindicato porteño expulsó a ex dirigente por violencia machista

Luego de un largo proceso donde muchas denunciantes fueron silenciadas y revictimizadas, finalmente el sindicato de prensa de la Ciudad Sipreba decidió ayer, con autocrítica y por unanimidad, expulsar a Patricio Klimezuk.

La cuarta ola feminista sigue acumulando victorias a base de organización, lucha y mucho dolor. Esta vez, fueron las trabajadoras de prensa organizadas que dieron una larga batalla para lograr que ayer en una asamblea extraordinaria se decida por unanimidad la expulsión de Patricio Klimezuk de su condición de afiliado del sindicato de prensa porteño Sipreba. 

“La resolución adoptada es resultado de un proceso extenso, con debates internos, que no estuvo ajeno a errores y desaciertos, pero que de alguna manera ha desembocado en esta decisión después de la lucha de mujeres y compañerxs que, individual y colectivamente, han peleado y lo siguen haciendo por la erradicación de la violencia de género de nuestra organización sindical”, informaron por medio de un comunicado desde Sipreba.

Tal como consignó el portal de noticias feminista Marcha, el proceso de expulsión implicó el silencio y encubrimiento por parte de la dirigencia del sindicato que produjo la revictimización de las denunciantes en muchas oportunidades como así también el alejamiento de muchas trabajadoras del espacio, lo que suele ocurrir en las organizaciones mixtas que no tratar la violencia machista interna.

En ese sentido, desde el Sipreba indicaron que “por esos errores y desaciertos es que en la asamblea primó un espíritu de autocrítica, pero también de profundo compromiso con esta problemática, de voluntad de debate abierto y democrático, de aprendizaje y de nunca perder el objetivo de lo prioritario de la defensa de nuestra herramienta colectiva´”.

Además, de la expulsión se definió la presentación del Protocolo de Actuación contra la Violencia de Género para el próximo 28 de octubre, un proyecto de Licencia por Violencia de Género para presentar ante las empresas y, por último, una modificación Ad Hoc del estatuto -actualmente en trámite en el Ministerio de Trabajo- con el objetivo de incorporar la figura de la violencia de género a las "faltas graves" del régimen de sanciones.

Cómo comenzó la denuncia

El proceso de expulsión de Patricio Klimezuk comenzó en 2016 cuando una trabajadora de prensa afiliada al sindicato se presentó ante la Secretaría de Mujeres y Géneros para denunciar al entonces candidato a secretario Gremial por hostigamiento y violencia psicológica. Luego de trasladar la denuncia a la Comisión Directiva, se resolvió suspenderlo de sus funciones “hasta tanto se consultara a expertas y se le diera tratamiento a la denuncia”, indicaron desde Sipreba.

Los siguientes meses, el sindicato sostuvo encuentros y se realizaron diferentes consultas a especialistas, entre otras, miembros de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres -organismo dependiente de la Procuraduría General de la Nación-.

Según informó el portal de noticias Marcha en aquel entonces, el 11 de julio la Comisión Directiva de SiPreBa decidió reincorporar a Klimezuk a sus tareas como secretario gremial, determinación que comunicó ese día a la trabajadora de prensa y, para ese entonces, ex afiliada a ese espacio que había iniciado la denuncia. La decisión se tomo a pesar de haber reconocido “responsabilidades en lo sucedido” ante “distintos integrantes” de la Comisión Directiva.

Desde Sipreba, explicaron que ante la reincorporación que se votó por mayoría “se dispuso la realización de un protocolo contra la violencia de género (el cual se confeccionó inmediatamente y se puso en práctica en su versión provisoria)”. Y agregaron: “Ante estas instancias que se le plantearon, el denunciado directamente presentó la renuncia a su cargo en el sindicato, sin participar nunca de lo resuelto por la Comisión Directiva”.

“En diciembre de 2018, en el marco del conflicto de Télam por los 357 despidos, la Comisión Directiva tomó conocimiento de nuevos casos de reincidencia grave por parte del denunciado, además de la usurpación de cargos sindicales a los que previamente había renunciado”,
relataron desde el sindicato.

Las denunciantes volvieron a llevar la discusión al Pre-encuentro de Trabajadoras de Prensa realizado por la Secretaría de Mujeres y Géneros el 24 de agosto pasado. “Finalmente y con ese objetivo, después de un periodo en el que el denunciado solicitó una licencia psiquiátrica en su trabajo, la Comisión Directiva resolvió la convocatoria a la asamblea extraordinaria que se realizó el martes 1/10” y que temrinó conla expulsión del ex dirigente.

“Casi cuatro años después, somos conscientes de que hemos recorrido un camino con dificultades y que los aprendizajes no se agotaron aquí. Nuestro punto de partida es la defensa irrestricta de quienes puedan ser violentadas o agredidas, sobre las cuales tenemos la convicción que hay que trabajar por erradicar de las organizaciones de trabajadoras y trabajadores”, concluyeron.

COMENTARIOS


ENCUESTA

Elecciones 2019: ¿Creés que habrá segunda vuelta en la Ciudad?