COMUNA 15

Vecinos de Villa Crespo presentaron un proyecto para limitar el impacto del estadio Arena

La iniciativa de los Vecinos Autoconvocados reduce la concesión de 40 a 20 años y abrir el lugar colegios e instituciones barriales. Ahora buscan consenso legislativo.


Mientras la Justicia mantiene suspendida la explotación del estadio Buenos Aires Arena, en Villa Crespo, que está en su etapa final de construcción, los Vecinos Autoconvocados del barrio reúnen apoyos entre los legisladores porteños para que se trate el proyecto de ley que presentaron en la Legislatura, informa Página 12. 
 
La iniciativa busca que en el predio cedido por el Estado al club Atlanta sólo se efectúen espectáculos deportivos, como era el espíritu de la ley original, que el plazo del concesión se reduzca de 40 a 20 años y que se revoque la exención de impuestos municipales con el que se benefició al emprendimiento de la empresa formada por el diario La Nación y AEG Worldwide.
 
"Querríamos que el estadio no existiera, pero hay una realidad: está. Por lo tanto queremos que se cambien las condiciones de la ley que la Legislatura aprobó a medida de la empresa y se vuelva al proyecto original que establecía que el terreno era para la ampliación de la sede social del club e instalaciones deportivas, no para recitales", dijo a Página 12 Gustavo Perrone, que vive frente al club de Atlanta e integra Vecinos Autoconvocados de Villa Crespo contra el Megaestadio Arena.
 
Los vecinos advierten que los cien espectáculos anuales que se anuncian en el estadio con capacidad para 16 mil personas alterarán la vida de quienes viven en el barrio. Por ese motivo, los vecinos interpusieron junto con la Fundación Ciudad un amparo que mantiene suspendida la explotación económica del estadio y también presentaron un proyecto legislativo.
 
El proyecto sustituye los dos contratos de comodato por la que se declararon de utilidad pública y sujeto a expropiación las manzanas de la calle Humboldt 486/540 que fueron cedidas al club en 2005. De acuerdo a los términos del proyecto, se fija una concesión con un plazo de comodato de veinte años, veinte menos que los aprobados por la ley votada con 46 votos positivos y 11 abstenciones por los legisladores de la Ciudad en septiembre de 2017.
 
Además, establece que el predio con préstamo de uso "debe ser destinado con carácter excluyente a concretar la Sede Social y un Polideportivo del Club Atlanta", teniendo en cuenta que ese fue el fin con el que el Gobierno porteño expropió el terreno y se lo cedió al club.
 
Por otra parte, si bien la ley aprobada por la Legislatura contempla la construcción de una escuela, posteriores modificaciones dispusieron que la misma se podía hacer en cualquier terreno propiedad del club. El proyecto vecinal obliga a construir la escuela en el terreno donde se alza el estadio. "El Club deberá preservar una superficie para la construcción de un Centro Educativo de Nivel Inicial de gestión estatal, que tenga una dimensión de dos mil quinientos metros cuadrados", y que "tendrá emplazamiento en el predio, con la condición de que el mismo tuviera acceso por la calle Humboldt", señala. A su vez, el Club deberá destinar un 10% del predio del inmueble como espacio verde.
 
La iniciativa también establece que el club permitirá de lunes a viernes de 9 a 16 horas, que "los colegios públicos primarios y/o secundarios del barrio de Villa Crespo que formalmente lo solicitaren, utilicen las instalaciones del Polideportivo para desarrollar la materia educación física". Treinta días antes del inicio del ciclo lectivo, el club debe solicitar a la Secretaría de Educación de la Ciudad que informe qué escuelas utilizarán el predio.
 
Las instalaciones deportivas también podrán ser utilizadas de lunes a viernes por instituciones que "actúen en la Comuna, en particular a las asociaciones civiles deportivas sin fines de lucro enmarcadas bajo la Ley 1807, y otras con fines de desarrollo humano y social, siempre y cuando esto no interfiera con las actividades previstas por el club para sus asociados".
 
El proyecto, además dispone que el club "otorgará un 50% de descuento sobre el valor de cada cuota social a aquellos alumnos/as de colegios públicos de la ciudad, tanto primarios como secundarios, que se asocien, así como también un descuento del 40% sobre el valor de las actividades aranceladas por el club".
 
La Justicia aún no se expidió sobre el nuevo estudio de impacto ambiental que había ordenado el juez Aurelio Ammirato tras suspender en marzo pasado la explotación del estadio, los vecinos, que expresaron su rechazo al estadio en la audiencia pública de agosto, no pierden las esperanzas de ser escuchados en tiempos electorales, y se reunieron con distintos legisladores de la oposición y el oficialismo para que levanten su proyecto.
 
Los vecinos denunciaron que el domingo pasado las dos torres de viviendas que están frente al estadio sobre la calle Humboldt se quedaron sin luz durante 12 horas porque se realizaron trabajos para cambiar todos los transformadores de una cámara a la que el estadio está conectado y de la que tomará la energía.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Larreta le disputará el liderazgo del PRO a Macri?