POLÍTICA NACIONAL

Con una masiva concentración ante el Congreso, la emergencia alimentaria obtuvo media sanción

Mientras organizaciones sociales cumplen el primer día de acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social, la Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción al proyecto de emergencia alimentaria impulsada por la oposición para paliar la crisis económica y social.



Con 222 votos positivos, ninguno negativo y una abstención, los diputados le dieron media sanción a la ley de emergencia alimentaria, gestada en medio de crecientes protestas de los movimientos sociales contra las políticas de Mauricio Macri.

El oficialismo dio su visto bueno al proyecto para evitar dar lugar a discursos que perjudiquen aún más su imagen, tras la derrota por quince puntos que le propinó Alberto Fernández en las PASO.

La Cámara Baja aceptó finalmente declarar la Emergencia Alimentaria Nacional, firmada originalmente por Eduardo Duhalde en 2002, e impulsar la creación del Programa de Alimentación y Nutrición Nacional. Falta su aprobación en la Cámara de Senadores para su sanción definitiva.

El quórum para iniciar la discusión se consiguió pasadas las 12 con la presencia de los representantes de todos los sectores políticos. El comienzo del debate estuvo atravesado por el cruce entre la oposición y el oficialismo sobre la responsabilidad del gobierno de Cambiemos en el aumento de la pobreza. Tal como consignó Página 12, la mayoría de los diputados opositores cuestionaron duramente al diputado radical Toty Flores, quien en su discurso se refirió a la necesidad de “pensar cómo salir de la situación actual”, como si fuera ajeno a la alianza gobernante que propagó y luego minimizó la pobreza en el país.

“Hubo un diputado que dijo que hay que comenzar a pensar en cómo solucionamos la pobreza y lo dice tras cuatro años de gobierno. Slogan es el hambre cero que prometió Macri, el responsable es Macri y sí, queremos paz, pero no la paz de los cementerios", advirtió la diputada Victoria Donda.

Por su  parte el referente del FIT Nicolás del Caño advirtió que la ley en sí es “un paliativo” y cuestionó que “no resuelve los problemas estructurales" porque “desde las PASO, hace un mes, los especuladores fugaron 100 leyes de emergencia que deberían beneficiar a millones y millones”. La única abstención provino de ese espacio político: la diputada Mónica Schlotthauer. Los otros dos diputados del Frente de Izquierda, Romina del Plá y Nicolás del Caño, votaron a favor.

Mientras se daba el debate, afuera del Congreso miles de manifestantes de distintas organizaciones se concentraban a la espera de la aprobación.

El proyecto establece un incremento de emergencia como mínimo del 50% de las partidas presupuestarias vigentes del corriente año para políticas públicas de alimentación y nutrición hasta el 31 de diciembre de 2022, con un costo estimado entre 4.000 y 10.000 millones de pesos.

En un giro de su postura inicial, el Gobierno resolvió ayer acompañar la sanción de la iniciativa  ante la presión de los bloques de la oposición y los movimientos sociales, que protestan desde ayer en el centro porteño.


COMENTARIOS


ENCUESTA

Elecciones 2019: ¿Creés que habrá segunda vuelta en la Ciudad?