VIOLENCIA DE GÉNERO

Con provocación del acusado y retos de la jueza, comenzó el juicio a Lucas Carrasco por violación

Mientras una de las víctimas declaraba, el periodista quiso entrar a la sala y la jueza tuvo que pedirle a su abogado que lo calmara. En la audiencia de hoy debía declarar la psicóloga de Carrasco pero se excusó con un certificado médico.

El periodista Lucas Carrasco enfrenta un juicio por dos casos de "abuso sexual agravado por acceso carnal", un delito que prevé penas de entre 6 y 15 años de prisión. Las dos mujeres denunciaron que, en el marco de una relación consentida, fueron sometidas a distintos tipos de violencia sexual.

El juicio comenzó con la declaración de Carrasco frente a la jueza Ana Dieta De Herrero -la misma que pidió 35 años para el cantante Cristian Aldana, condenado en julio a 22 años por "abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción de menores". "Yo nunca he estado con muchas mujeres, tanto durante los años en los que viví en Buenos Aires como en Santa Fe", comenzó el acusado.

"Nunca tuve ningún problema, tampoco con ninguna de las dos chicas", siguió, en referencia a Sofía Otero y a la otra joven, que pidió a los medios reserva de identidad y declarar sin público. Ante las acusaciones aseguró: "No soy un violador, la mera cuestión de la palabra me da vergüenza". "Pude haber destratado a alguien, ser irrespetuoso, pero de ahí a cometer un delito…no soy una persona violenta, no he recibido en toda mi vida una denuncia por violencia y he convivido con cuatro chicas", argumentó.

El periodista dijo que "ninguna novia mía, y algunas son representantes importantes del colectivo Actrices Argentina (me ha denunciado). Han denunciado abuso sexual de otras personas pero de mi jamás". Y enmarcó las denuncias como una persecución política porque "yo era un referente dentro del periodismo k y me fui cuando tanta corrupción comenzó a asquearme" (una de las denunciantes, militaba en La Cámpora).

Carrasco terminó de defenderse: "No fue mi intención engañar a nadie, no soy así, no soy un violador, no sé cómo explicarlo, siento una enorme impotencia porque todo lo que diga es tergiversado. Es todo tan abrumador, me dicen ladrón, mercenario, ¿pero esto?, no estaba preparado".

Al finalizar la declaración del periodista acusado de abuso sexual con acceso carnal llegó el turno de Sofía Otero. Los abogados de la víctima pidieron que Carrasco se retirara de la sala para mayor cuidado d la víctima. El periodista se negó pero la jueza lo mandó a una sala contigua, desde donde podía escuchar sin ser visto.

El fiscal de la causa, el mismo que pidió llamar travesticidio a la muerte de la activista travesti Diana Sacayán, fue quien comenzó a tomar el relato de Otero. La joven pudo declarar a pesar de estar atrvesada por el llanto, lo hizo acompañada de una representante de la Dovic (Dirección General de acompañamiento, orientación y protección a las víctimas).

Mientras la joven relató cómo comenzó la violencia, Carrasco quiso salir de la sala contigua y entrar a la sala. La jueza, ofuscada, le pidió al abogado que entrara a calmarlo y "le explicara cómo son las cosas". La jueza tuvo que desestimar muchas de las preguntas del abogado de Carrasco a la víctima; "le pregunta si fue al médico, por supuesto que fue al médico en algún momento, pasaron tres años", le dijo la jueza, antes de exigirle que preguntara bien.

También declaró la segunda víctima quien denuncia la misma violencia sexual sucedida en febrero de 2015, también en el departamento del barrio porteño de Palermo. La mujer prefirió preservar su identidad. Esta mañana, durante la primera audiencia en el TOC N° 9, estaba previsto que viniera a declarar la psicóloga de Carrasco , pero se excusó con un certificado médico.

COMENTARIOS


ENCUESTA

Elecciones 2019: ¿Creés que habrá segunda vuelta en la Ciudad?