EMPLEADOS PÚBLICOS OBLIGADOS A HACER CAMPAÑA

Desde ATE denuncian “aprietes” tras las PASO: “Las oficinas del GCBA no son locales partidarios”

“Instigaron no sólo presionando por el voto por el oficialismo, si no que pidieron ‘compromiso’ para poner mesas partidarias, ir a los actos políticos, al call-center, timbrear y fiscalizar; y que de no ganar los comicios, no se garantizaba su continuidad laboral”, alertaron desde ATE Capital.



La denuncia no es nueva. Ya en anteriores elecciones del macrismo en la Ciudad hubo reclamos anónimos por parte de trabajadores y trabajadoras que se sentían presionados a participar de las campañas, ante la amenaza de perder sus trabajos. Ante las PASO, la situación se repitió. Y, según denuncian desde ATE Capital, se incrementó después, a partir de la derrota del oficialismo a nivel nacional.

“Manifestamos nuestro total repudio a los aprietes que están sufriendo los trabajadores y las trabajadoras en diferentes organismos del Gobierno de la Ciudad de Buenos donde antes y después de las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), del pasado domingo 11 de agosto, instigaron no sólo presionando por el voto por el oficialismo, si no que pidieron ‘compromiso’ para poner mesas partidarias los días sábados, ir a los actos políticos, concurrir al call-center, timbrear y fiscalizar el día de las elecciones y que de no ganar los comicios, no se garantizaba su continuidad laboral”, expresaron desde ATE Consejo Directivo Capital Federal mediante un comunicado. Y advirtieron que también se manifestaron las presiones “interrogando a quiénes habían votado en las PASO y por qué, además de nuevamente poner en el plano de la incertidumbre los puestos de trabajo”.

“Estamos convencidos que el Estado no es propiedad de ningún partido político y que las oficinas del Gobierno de la Ciudad no son locales partidarios. Ningún funcionario puede hostigar y avasallar los derechos consagrados en nuestra Constitución Nacional, por lo que todas las personas comprometidas con estos graves hechos, deben ser removidos de sus cargos. Se debe respetar el derecho de los trabajadores y las trabajadoras a profesar libremente y adherir a cualquier partido político”, concluyeron.

Días antes de las PASO, las candidatas a diputadas nacionales por el Frente de Izquierda-Unidad Myriam Bregman y María del Carmen Verdú ya habían denunciado que trabajadores y trabajadoras del Gobierno de la Ciudad eran obligados por funcionarios a participar de volanteadas, timbreos, charlas con vecinos, call centers y actos políticos de campaña, bajo amenaza directa de despido.
Luego, de forma anónima para preservar sus empleos, trabajadores y trabajadoras difundieron la web “Tu campaña no es mi trabajo”, con testimonios sobre presiones a empleados de distintos ámbitos –no sólo porteño- para sumarse a la campaña si querían mantener sus empleos.

COMENTARIOS


ENCUESTA

Elecciones 2019: ¿Creés que habrá segunda vuelta en la Ciudad?