TRANSPORTE

Con clima electoral, Larreta inauguró el Viaducto San Martín junto a Macri y Vidal

"Trabajar en equipo" y "no volver al pasado". Lemas de campaña en el acto inaugural de una obra que llevó más de un año y medio y costó más de tres mil millones de pesos.



Después de un año y medio de obra, se inauguró el viaducto del ferrocarril San Martín. Con clima electoral, el acto fue encabezado por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, junto al presidente Mauricio Macri y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal. 

Siempre con el 'trabajo en equipo' somo lema, Larreta remarcó que "lo más importante es que este viaducto nos demuestra que se puede, tirando todos para el mismo lado, trabajando con transparencia, con compromiso y sobre todo, en equipo". Vidal también hizo referencia al comodín de la 'pesada herencia'. "Somos millones los que no queremos volver atrás: al abandono, a la resignación, a no saber dónde van los fondos o el dinero de nuestros impuestos", señaló.

"Acá hay hechos, pero también hay valores: en 2015 hubo un voto valiente, decidido a dejar atrás la resignación y a dejar de creer que tuviéramos que vivir en el abandono para siempre. A nosotros nos eligieron para hacer lo que no se hizo durante décadas", dijo la gobernadora bonaerense en un claro discurso de campaña. 

A partir de la inauguración, el San Martín volverá a completar el trayecto de la línea hasta Retiro, aunque algunas estaciones continuarán en obra. Se trata de un puente que recorre en altura cinco kilómetros, entre las calles Paraguay y Punta Arenas, y atraviesa los barrios de Palermo, Chacarita y La Paternal.
 
La elevación de las vías permitirá abrir 11 calles que permanecían cerradas al tránsito y eliminar 11 barreras. Desde el Gobierno aseguran que mejorará la fluidez del tránsito, ya no habrá riesgos para cruzar las vías, los pasajeros del tren se ahorrarán tiempo de viaje y los barrios se integrarán entre sí, según consignó La Nación.
 
En esta primera etapa de la obra ya no hay más barreras en el cruce del tren con las avenidas Corrientes y Córdoba y con las calles Niceto Vega, Gorriti, Honduras y Cabrera. Quedan en ejecución las intersecciones con Jorge Newbery, Garmendia, Loyola, Ramírez de Velasco y Girardot. En tanto, ya se abrieron ocho calles, Aguirre, Vera, Villarroel, Caldas, Montenegro, Iturri, Leiva y Castillo, y se abrirán otras tres en los próximos días: Concepción Arenal, Santos Dumont y Costa Rica.
 
Una vez quede inaugurado de manera oficial el nuevo viaducto, el tren volverá a llegar a Retiro, aunque sin detenerse en Villa Crespo ni en La Paternal ya que las nuevas estaciones estarán en obra unas semanas más.
 
Desde mayo de 2018 esta línea tiene un servicio reducido entre las estaciones Pilar y Doctor Domingo Cabred hasta Villa del Parque. Se pusieron a disposición servicios de colectivo gratuitos como alternativa para que los pasajeros del tren llegaran hasta Villa Crespo y Palermo, pero no llegaba a Retiro.
 
El recorrido de la línea San Martín cuenta en total con 70 kilómetros divididos en 22 estaciones, desde Cabred hasta Retiro, conectando el noroeste de la ciudad con los municipios de Tres de Febrero, Hurlingham, San Miguel, Pilar y Luján.
 
La segunda etapa del proyecto consistirá en la inauguración de dos nuevas estaciones en altura: la de La Paternal y la de Villa Crespo. En el primer caso, la parada contará con un acceso sobre la calle Trelles, en tanto que a Villa Crespo se ingresará por la avenida Corrientes. Los usuarios de ambas estaciones encontrarán las boleterías en la planta baja. Allí también habrá sanitarios y locales comerciales. En el primer piso se encontrarán los andenes, a los que se llegará a través de escaleras y ascensores, convirtiéndolas en paradas 100% accesibles.
 
La obra fue realizada por el Ministerio de Transporte de la Nación y la cartera de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, a través de Autopistas Urbanas S.A. (AUSA), y estiman que beneficiará a 90.000 pasajeros diarios del ferrocarril San Martín, 250.000 usuarios de colectivos y 260.000 automovilistas que a por jornada suelen cruzar esa línea.
 
Estos últimos días, se realizaron pruebas donde un tren recorrió el viaducto de punta a punta con el objetivo de chequear el funcionamiento de la obra. Son tres tipos de ensayo: de carga, de señalamiento y la marcha blanca.
 
Para la primera de esas pruebas se coloca una locomotora sobre cada una de las vigas para comprobar la resistencia de la estructura. Posteriormente, la máquina comienza a circular por las vías, frenando y arrancando. El chequeo de la señalización se divide en dos tramos: se comprueban primero todos los circuitos, las distintas posibilidades de paso de los trenes y los sectores de las vías que van a utilizarse. Luego, se posiciona el tren sobre una de las vías y se chequea que los semáforos indiquen a las demás formaciones si dicho sector está ocupado.
 
Por último, se realiza la llamada marcha blanca. Las formaciones comienzan a circular sobre las vías, sin pasajeros, para que los maquinistas vayan reconociendo cada tramo del nuevo viaducto y se familiaricen con el recorrido.


COMENTARIOS



ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?