CRISIS SOCIAL

Los dos detenidos durante la represión en el Obelisco están en situación de calle y habían ido a pedir comida

El cordón policial rodeó a los manifestantes para evitar que bajaran colchones e intentar desalojarlos: los agentes forcejearon, lanzaron gases y al menos dos personas –ambas en situación de calle efectiva- fueron detenidas.



Las ollas populares instaladas en distintos puntos de la Ciudad en el marco del 9 de julio para visibilizar y solidarizarse con las personas sin techo terminaron en medio de un operativo represivo con palos y gases. La Policía de la Ciudad detuvo en ese contexto a dos hombres: se trata de dos personas en situación de calle efectiva, que se habían acercado al Obelisco a pedirle comida a las organizaciones sociales.

Así lo confirmó el Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad, que informó que en las dos personas detenidas fueron trasladadas a la Alcaidía 8 (en Lugano), asistidas por la Defensoría N°4, a cargo de Sebastián Zanazzi.

La detención de dos personas en situación de calle se dio en el marco de una nueva polémica por la cantidad de gente sin techo en la ciudad más rica del país, y sólo días después que las organizaciones sociales dieran los resultados preliminares del segundo censo popular en ese sentido. Las diferencias entre el número reconocido por el Ejecutivo y la cifra que arroja el relevamiento callejero son contundentes: 1146 vs 7251.

Durante la jornada del feriado 9 de julio, el sindicato de Camioneros distribuyó 700 viandas de comida caliente con una protesta en la plaza del Congreso. Las organizaciones de la CTEP hicieron lo mismo en el Obelisco, donde se desató el fuerte operativo que incluyó gases y detenciones y la policía evitó que los manifestantes instalaran colchones para los sin techo.

Según consignó Página 12, los movimientos tienen un paquete de reclamos que incluye que les den la posibilidad y los recursos para abrir paradores. En el Movimiento de Trabajadores Excluidos, por caso, empezaron a abrir su planta de separación de residuos  para que los sin techo puedan almorzar y tomar una merienda con los trabajadores cartoneros.

En la jornada en el Obelisco se recibieron donaciones de frazadas, ropa de abrigo y alimentos no perecederos. Las organizaciones armaron una carpa para visibilizar el reclamo y ofrecer talleres, actividades culturales y asistencia para la tramitación de documentos y de pensiones. Por la tarde hubo momentos de tensión cuando el cordón policial rodeó a los manifestantes para evitar que bajaran colchones e intentar desalojarlos: los agentes forcejearon, lanzaron gases y al menos dos personas –ambas en situación de calle efectiva- fueron detenidas.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?