POLÉMICO

Aporte empresario a las campañas: el PRO vuelve a la carga con el proyecto en la Ciudad

El borrador ya estaría listo para ser presentado, luego de la aprobación a nivel nacional. El año pasado el oficialismo porteño intentó votar el aporte electoral empresario, pero ante la polémica desatada se eliminó ese punto del debate.

La Cámara de Diputados de la Nación aprobó el miércoles la ley de financiamiento de partidos políticos.


Tras la aprobación en la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación de la ley que habilita los aportes empresarios para las campañas electorales, el oficialismo volvería a intentar sancionarla en territorio porteño. Ya trató el año pasado, durante el debate del nuevo Código Electoral, pero fue tal la polémica desatada que se eliminó ese punto. Ahora, el borrador del proyecto ya estaría listo.

Según consignó Clarín, los legisladores oficialistas esperan el aval del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, para volver a presentar el proyecto. Aunque aún es materia de debate cuándo hacerlo y si conviene en pleno año electoral y con la Coalición Cívica en contra de la iniciativa –y en pleno auge de las internas en Cambiemos-. Así, no sería fácil  alcanzar la mayoría especial que requiere de 40 votos, sobre los 60 totales.

Tal como la ley sancionada el miércoles en Diputados, el proyecto porteño fija la obligatoriedad de bancarizar todos los aportes y permite que las personas jurídicas -las empresas- puedan colaborar con las campañas de los candidatos.

Mientras que a nivel nacional se  estipuló que cada empresa pueda aportar hasta un 2 % del total permitido por la Justicia para aportes privados, en la Ciudad se elevaría al al 5 % y con un tope para el aporte empresario del 50 % del total de fondos privados permitidos.

Además los legisladores de Ciudad proponen la creación de una plataforma online en la que cada partido debe registrar todos los ingresos que recibe y los gastos que realiza, identificando el aportante y el monto. Y se incorporaría el financiamiento público para partidos de manera permanente, con una asignación anual para que los partidos se desenvuelvan tanto en año electoral como no. 

Tal como lo hizo a nivel nacional, la Coalición Cívica de Elisa Carrió acompañaría la ley en general pero votaría en contra de los artículos que habilitan el aporte empresario. Si eso se concreta, el oficialismo porteño se queda con 30 votos seguros y necesita sumar 10. Evolución, que responde a Martín Lousteau, podría aportar cinco. La y Unidad Ciudadana ya se manifestaron en contra y cobrará peso la postura del GEN y los legisladores del socialismo.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?