EL CASO COMENZÓ EN MARZO

La Justicia le otorgó el DNI de “femineidad travesti” pero el Registro Civil se niega a emitirlo

El principal argumento del Registro Nacional de las Personas (RENAPER) es que “sólo existen dos sexos”. “Dice que habría que tratarlo en el poder legislativo, pero una identidad no puede ser votada. Una identidad es”, dijo Lara Bertolini, la activista que exigió su DNI.

El pasado marzo, el Juzgado 7 en lo civil de la Ciudad de Buenos Aires emitió un fallo histórico dándole lugar al pedido de la activista travesti Lara Bertolini sobre tener en el documento su identidad autopercibida: “femineidad travesti”. Sin embargo, el RENAPER se negó a incorporar un campo de género especial y apeló el fallo.

La apelación del Renaper se basa en que “sólo hay dos sexos”, negando así el espíritu de la ley de identidad de género 26.743 sancionada hace siete años. “Se advierte que el sistema legislativo argentino está basado en el binomio femenino-masculino. Ello tiene diversas implicancias a la hora de adjudicar derechos, en los más diversos ámbitos de la vida cotidiana”, dice el Renaper.

En dialogo con la Agencia Presentes, Bertolini, trabajadora del Ministerio Público Fiscal y quien inició la medida judicial indicó: “El Renaper desconoce que existe el género, dice que es algo interpretativo. Que sólo existen dos sexos registrados. Y esto se contradice con la ley de identidad de género que reconoce los géneros autopercibidos. Yo estoy exigiendo un campo para mi género autopercibido. Exijo una ampliación de un derecho. Dice que habría que tratarlo en el poder legislativo, pero una identidad no puede ser votada. Una identidad es”.

“El Renaper habla del Congreso y de derecho penal ignorando que la Justicia reconoce a la identidad travesti, que hubo un fallo ejemplar donde se habla del travesticidio de Diana Sacayán y que el odio a la identidad de género es un agravante. Desconoce todas estas cosas con su mirada biologicista hablando de dos sexos. Luego desentiende y desconoce los derechos humanos y el derecho internacional”
, detalló Bertolini.

Por su parte, el abogado, también en diálogo con Presentes, explicó: “Ahora tenemos que contestar esos argumentos pidiendo se rechace la apelación y se confirme la sentencia. La apelación del Renaper dice barbaridades como que la “femineidad travesti” no está reglamentada como si una identidad tuviera que estar reglamentada”.

Y agregó: “Además se exige que las costas del trámite judicial corran por cuenta de Lara. No sólo no se le reconoce el derecho a su identidad sino que además la quieren hacer pagar”.

El fallo a favor de reconocer la identidad “femeneidad travesti” se basó en la jurisprudencia local e internacional, haciendo especial hincapié en la ley de identidad de género argentina que “reconoce a toda persona el derecho al reconocimiento de su identidad de género; al libre desarrollo de su persona conforme a su identidad de género; a ser tratada de acuerdo con su identidad de género y, en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad”.

COMENTARIOS


ENCUESTA

żEstás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?