ENTREVISTA

Recalde: “Todavía estamos construyendo una fuerza política; si uno empieza proponiendo candidatos, obtura el diálogo”

El legislador de Unidad Ciudadana afirma que es posible ganarle a Larreta. Que busca una unidad “sin exclusiones” que permita llegar al balotaje y que las definiciones en Ciudad están atadas al mapa nacional. Donda, el lavagnismo porteño, la educación como principal terreno de batalla de cara a las elecciones y por qué Larreta es peor que Macri.



A poco más de un mes del cierre de listas para las próximas elecciones, las discusiones aún están abiertas en la oposición porteña. Al menos en torno a Unidad Ciudadana. Con la “unidad” como principal consigna, el legislador Mariano Recalde afirma que aún no es candidato y que la fuerza política que intentará disputarle el lugar a Horacio Rodríguez Larreta todavía está en construcción. En diálogo con Nueva Ciudad, horas después del lanzamiento de Victoria Donda como precandidata por el espacio Ampliar, Recalde planteó: “Estamos construyendo una fuerza política todavía. Que comienza por otro lado. Si uno empieza proponiendo candidatos, obtura el diálogo y la construcción. Por lo menos, esa es mi forma de ver. No todos lo ven de esa manera”.

¿Qué falta para la definición de candidatos?
Queremos generar una fuerza política lo más amplia posible. Este año no se trata de un legislador más o un legislados menos, sino de ganarle al gobierno de Larreta. Después de 12 años creemos que se puede ganar, necesitamos llegar al balotaje para poder cambiar el gobierno. Después veremos quiénes son los candidatos y cómo se definen, si vamos a unas PASO o lista única.

¿Qué peso tiene la decisión de Cristina?
Muchísimo, sin ninguna duda. Tener definido el escenario nacional también es un elemento importante, ineludible. Creo que eso va a definir mucho, por ejemplo sobre qué va a hacer el lavagnismo en la Ciudad. Nosotros queremos que integren nuestra fuerza política. Ellos están condicionados por lo que hace Lavagna. Creo que es posible, que hay que intentarlo y vamos a trabajar para construir un frente lo más amplio posible. Sin exclusiones.

En el marco de la construcción de esa unidad, ¿cómo analizás el lanzamiento de Donda?
Con ella estamos hablando. Me parece muy bien que se empiecen a construir espacios de participación que promueven la unidad y la conformación de un frente amplio plural. Creo que hay que trabajar para lo que sea más conveniente, conversando y esperando definiciones nacionales también. No estoy enamorado de una herramienta, a veces conviene ir a una PASO a veces conviene fortalecer la unidad en una sola lista.

Hablaste de una unidad sin exclusiones, ¿qué lugar ocupa Evolución en ese esquema?
Yo los veo muy abocados a fortalecer el gobierno, a ayudar a Macri. Me parece que eso los aleja, están en otra sintonía. Están más preocupados por construir apoyos y ampliar la fuerza de gobierno que por ampliar la fuerza de oposición.

Decías que las elecciones no pasan por un legislador más o menos, pero al oficialismo ¿qué se le juega en la Legislatura?
Mucho. Nosotros estamos pensando en que lo más importante es cambiar el gobierno. Pero no hay que restarle importancia al hecho de que hoy el oficialismo tiene una mayoría automática en la Legislatura y estamos en condiciones de que la pierda. De hacer una elección que permita a nivel oposición sumar bancas y el oficialismo no tenga quórum propio que tiene, que le permitió avanzar de una manera tan autoritaria y veloz con reformas muy nocivas. Entre otras la venta de tierras. Larreta vendió la misma cantidad de tierras en tres años y medio que Macri en ocho. Vendieron el equivalente al barrio de Boedo. Sumado todos los terrenos privatizados a través de concesiones o vendidos son dos barrio, se podría decir La Boca y Boedo o todo el barrio de Saavedra. Eso hicieron, en vez de pensar en soluciones para los déficits que hoy tiene la ciudad. Porque tiene déficit de espacio verdes, de escuelas, de un montón de necesidades vitales.

De acá a las elecciones, ¿qué se espera de la Legislatura porteña?
Poca actividad. Porque las leyes que a ellos les interesa sacar son todas antipáticas, por eso van a esperar que pasen las lecciones. No es que no tuvieron temas para tratar, sino que saben que son antipáticos y que son contra el pueblo, entonces la va a plantear después de las elecciones.

Desde Unidad Ciudadana vienen denunciando fuertemente las “escuelas fantasma” y otras cuestiones sobre educación, ¿es el principal terreno sobre el que decidieron dar batalla contra Larreta?
Creo que la educación tiene que volver a ser prioridad en la Ciudad de Buenos Aires. Además es escandaloso que esté tan atrás en el ranking de prioridades de este gobierno. Y se vuelve irritante cuando encima subestiman a la población o tratan de engañarla con propaganda falsa. La educación siempre fue una prioridad para nosotros y hoy creo que es ineludible hablar sobre los problemas que todavía después de 12 años de gobierno, en el distrito más rico del país, con mayoría automática en la Legislatura, con un gobierno nacional que está en sintonía, con todos esos elementos, hoy en la Ciudad hay 23 mil niños y niñas no tienen garantizada su vacante en la escuela pública. Y agrego un agravante: en una ciudad donde la mitad de la población manda a sus hijos a una privada. El Estado no pudo garantizarle la vacante a 23 mil pibes, pero aparte los que entran están en malas condiciones, con una infraestructura pobre –se caen pedazos de techo, sobre todo en las escuelas de sur- y donde además ahora empezó a aparecer un problema más grave que es el tema de la comida, las viandas. Está muy mal la educación pública en la Ciudad y me parece que es una condición para una ciudad más justa.

En relación a la educación, ¿hay diferencia entre la gestión de Macri en la Ciudad y la de Larreta?
Larreta profundizó aún más una política que venía llevando adelante Macri. Macri venía achicando el presupuesto educativo en la ciudad, pero no se había animado a cerrar escuelas. Larreta sí. Macri venía degradando la calidad educativa pero no se había animado a llevar adelante reformas tan profundas como la Escuela del Futuro, que pone a la educación al servicio de las empresas. Y la creación de la Unicaba, que no es la creación de una universidad: es el cierre de los profesorados para transformar los planes de estudio de los futuros docentes, que se adecuen a la nueva forma de enseñanza de prepararse para la incertidumbre y para ser empleados mal pagos de una empresa.

¿Cómo ves al oficialismo de 2019 en relación a 2017 y los altos números que obtuvo en la Ciudad?
Hoy tenemos un gobierno muy rico, con una población cada vez más pobre. Y esto fundamentalmente por un plan económico nacional. Pero además por un gobierno de la ciudad que lejos de atemperar, de compensar, de atenuar el impacto de las medidas económicas, lo profundiza. Al tarifazo de Macri se suman los de Larreta: 1800% aumentó el subte. Aumentan las multas, el ABL, los peajes. Hoy tener un auto es un suplicio para cualquier porteño o porteña. Me parece que hay un gobierno de la ciudad que está alejado y fuera de época. Que sigue gobernando como cuando había prosperidad económica. Entonces es un gobierno que se da muchos lujos: macetitas en las esquinas, florcitas de colores, cabina anti estrés, campeonato de asado. Todas cosas que no son las que hoy necesitan los habitantes de la ciudad. Me parece que hoy el Gobierno de la Ciudad está muy alejado de lo que le pasa a la gente, mirando otra película. Y eso sin duda va a tener un reflejo en lo electoral. Se siente en la calle. Hoy Larreta no puede caminar como antes. Incluso en las reuniones de vecinos que hacen no la pasa nada bien.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?