UNA PRÁCTICA SISTEMÁTICA

El Gobierno clausuró el bar La Tribu en la previa de los festejos por los 30 años de la radio

“Un organismo público (La Agencia Gubernamental de Control) nos pide un certificado que depende de otro Organismo Público y que este último, por motivos que desconocemos, aún no lo expidió. ¿El resultado? Una nueva clausura”, explicaron desde La Tribu.



Cuando la comunidad del colectivo La Tribu se preparaba para celebrar los 30 años de ese espacio, el Gobierno de la Ciudad clausuró el bar, pieza clave para el financiamiento de la emisora.

Ubicado en Lambaré 873, donde también funciona la radio, iba a ser sede de los festejos por los treinta años de vida del colectivo La Tribu.

“Cerca de las tres y media de la madrugada del día domingo se presentaron en nuestra casa dos inspectores del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. El motivo de la visita era realizar una inspección de seguridad e higiene del lugar. En ese mismo momento, en nuestro espacio cultural se realizaba una de las tantas actividades programadas todas las semanas”, contaron desde el colectivo, mediante un comunicado.

Y relataron que los inspectores revisaron matafuegos, baños, cocina, tableros eléctricos, controlaron que la capacidad del lugar corresponda con la cantidad de gente, así como la vigencia de las habilitaciones. Y pidieron la certificación del plan de evacuación, en trámite desde el 16 de marzo. “Es la misma administración que todavía no contestó nuestra solicitud. Es decir, un organismo público (La Agencia Gubernamental de Control) nos pide un certificado que depende de otro Organismo Público y que este último, por motivos que desconocemos, aún no lo expidió. ¿El resultado? Una nueva clausura”, explicaron desde La Tribu.

Remarcaron que se trata de una práctica habitual del Gobierno porteño, especialmente contra este tipo de espacios. “Sabemos que estas inspecciones a lugares como el nuestro tienen muchas veces, como única finalidad, la clausura. Sistemáticamente el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires hostiga y persigue a distintos espacios que realizan muchísimas actividades culturales y en donde no prima un interés de lucro”. Y agregaron: “Entendemos que todos los espacios deben contar con las medidas de seguridad necesarias para que las personas que participen en las actividades y quienes transiten La Tribu todos los días, no corran ningún tipo de riesgo. Por eso nos preocupamos para que toda la documentación esté en regla. Lo que nos parece inadmisible es que nosotrxs seamos los culpables de una falla de un organismo público que atrasa la entrega de un certificado”.

Desde La Tribu señalaron, además, que la clausura del bar implica un fuerte golpe para el sustento de todo el colectivo. “Todas nuestras actividades son de entrada libre (…) No contar con la posibilidad de vender una bebida o una pizza, por el tiempo que el Gobierno determine, hace más difícil al sostenimiento del espacio, sobre todo en un contexto de crisis como el que estamos pasando”. En tanto, ya están en marcha los trámites requeridos para que se levante la clausura.

“Esperamos que pronto podamos contar que esto ya está resuelto, y ahí sí, entonces, compartir con las personas y organizaciones que hacen e hicieron La Tribu los festejos que tenemos pensados en estos 30 años de nuestro colectivo de comunicación y cultura”.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?