DESDE EL SÁBADO NO APARECE

Desapareció la obra “María Feminista”, tras ser censurada por el Gobierno

La artista Coolpa y la curadora Kekena Corvalán denunciaron que la virgen abortera fue sustraída sin aviso y no se informó aún el paradero de la misma. “La desaparición de una obra es algo inédito en la historia de las exposiciones”, sentenciaron.

Hace semanas la polémica llegó al Centro Cultural Haroldo Conti con la obra “Para todes, tode” en la que se presentó una pieza llamada “María feminista” de Coolpa, que fue popularizada como la virgen abortera. Esta pieza de la obra se viene presentando en diferentes espacios culturales en una suerte de procesión-performance que los antiderechos se ocupan de seguir y censurar.

La estatuilla de yeso de 85 centímetros intervenida con el pañuelo verde de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito llegó al Centro Cultural Haroldo Conti y allí desapareció. “Tal vez se fue volando”, bromearonla artista Coolpa y la curadora Kekena Corvalán, al tiempo que denunciaron: “¡Qué digan dónde está! La desaparición de una obra es algo inédito en la historia de las exposiciones”.

La virgen abortera dejó de estar al público el sábado y desde ese momento no se sabe dónde está. Sin embargo, la persecución hacia la obra había comenzado al día siguiente de la inauguración cuando la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural publicó un tuit en el que se desentendía de la exposición y aseguraba que nunca hubieran permitido que se expongan obras “que atentan contra los valores religiosos”.

Luego, la misma artista explicó a Página12, que “los trabajadores del Conti empezaron a recibir presiones de las autoridades para que saquen la obra, también dijeron que era por orden de Michetti. Sin embargo, los trabajadores decidieron por asamblea no sólo no sacar la obra, sino trasladarla a la sala principal de la muestra, en una base bien alta para que no se pueda alcanzar”.

Un mes después, la curadora de la obra recibió una medida cautelar lograda por un grupo de abogados católicos que exigía que la obra fuese retirada de la muestra. La Secretaría a cargo de Claudio Avruj acompañó la medida y movió a la virgen abortera a una oficina que permanece cerrada y rodeada por carteles que prohíben la entrada de niños y adolescentes a la misma. Desde ese momento para ver a la virgen abortera se debía pedir un permiso especial.

El sábado directamente desapareció. La virgen abortera encabezará la movilización transfeminista del 28 de mayo por el aborto legal.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?