SESIÓN ORDINARIA

La legislatura aprobó la postergada remodelación de la terminal de micros de Retiro

“No estamos en contra de la modernización de la terminal pero el convenio no tiene un plan urbanístico, sólo se piensa en aumentar su constructibilidad”, criticó Muiños, del Bloque Peronista. Con 33 votos a favor y 14 en contra, se aprobó el convenio entre Nación y Ciudad para reformar la estación.



Pese a las críticas por la falta de precisiones sobre cómo serán las obras, con el voto del bloque oficialista Vamos Juntos se sancionó este jueves en la Legislatura porteña la ley que aprueba un convenio entre Nación y Ciudad para reformar la Estación Terminal de Ómnibus de Retiro (ETOR) y su entorno.

La ley tuvo doble lectura y pasó por Audiencia Pública. El convenio suscripto el año pasado entre los misterios de Transporte nacional y de Desarrollo Urbano y Transporte acuerda "acciones conjuntas" para las obras de remodelación, "contribuyendo al desarrollo sostenible de la zona, contemplando en un mismo proyecto los aspectos sociales, económicos, culturales y urbano ambientales", según resaltaron la Jefatura de Gobierno y el despacho de comisión. Previo a esto, en 2017 la Agencia de Administración de Bienes del Estado de la Nación (AABE) desafectó de la jurisdicción nacional el predio sobre el cual se levanta la terminal de buses de larga distancia y le otorgó a la Ciudad el permiso de uso de esos inmuebles.

La reestructuración de Retiro está relacionada con las obras del Paseo del Bajo, que se prevén inaugurar este año; la reconfiguración en marcha de las estaciones cabeceras de los ferrocarriles Belgrano Norte, Mitre y San Martín; la extensión hasta Retiro de la línea E de Subte. En este sentido el plan es hacer un Centro de Trasbordo que también conectará con el Metrobus del Bajo, el Metrobus de la Av. 9 de Julio, nuevos accesos y calzadas para la movilidad peatonal, vinculación con el proyecto de parque en altura o puente parquizado y la apertura de vías de circulación entre el barrio Mugica y su entorno, según la información oficial.

La ley quedó sancionada con 33 votos del bloque Vamos Juntos; 14 votos en contra, de Unidad Ciudadana, Partido Socialista, la izquierda y el Gen, así como 9 abstenciones de Evolución y Bloque Peronista.

Desde ese espacio, la legisladora María Rosa Muiños planteó sus críticas por la falta de especificaciones y detalles respecto de las obras que se realizarán y varias cuestiones "indeterminadas", si bien aclaró que apoyaba "la puesta en valor, modernización y ampliación" de la Terminal. “No estamos en contra de la modernización de la terminal pero el convenio no tiene un plan urbanístico, sólo se piensa en aumentar su constructibilidad”, criticó.

COMENTARIOS


ENCUESTA

¿Estás de acuerdo con que el Estado subsidie a la Iglesia católica?